jueves, 14 de julio de 2016

Abuso del lenguaje científico

Los periodistas y los profesionales de la ciencia cometen a menudo abusos del lenguaje cuando se habla de cuestiones científicas. Veamos un par de ejemplos:
  • Los efectos desfavorables de la climatología adversa. La climatología es la ciencia que estudia el clima. El clima es el conjunto de las condiciones atmosféricas que caracterizan una región. Ni la climatología (que es una ciencia) ni el clima (que son las condiciones predominantes en cierto lugar) pueden provocar efectos desfavorables. Lógicamente, aquí se debería hablar de los efectos desfavorables del mal tiempo.
  • Un químico presente en los plásticos puede provocar obesidad. ¿Qué hace ese químico ahí, provocando efectos nocivos? Se trata de una nueva manía, la de llamar químicos a los productos químicos. De acuerdo con la RAE, un químico es un científico que practica la química. Esta noticia apareció en la recopilación de Madri+d del 25 de abril de 2016.
  • Le he mandado una analítica al paciente. Analítica era un adjetivo que significaba perteneciente o relativo al análisis. Lo que los médicos han estado mandando a sus pacientes hasta que se les ocurrió la peregrina idea de cambiarle el nombre ha sido siempre un análisis. Lamentablemente, la RAE ya ha aceptado esta nueva acepción.

jueves, 7 de julio de 2016

La corrección política ataca de nuevo

Universidad de Bolonia (1088)
Desde la fundación de las universidades europeas, a partir del siglo XI, estos centros se convirtieron en lugares de debate, donde se planteaban temas de discusión, con dos o más especialistas que defendían ambos lados del tema a discutir, y espectadores que podían inclinarse a favor de una parte, de la otra, o de las dos a la vez.
Esta función del debate universitario se ha mantenido durante muchos siglos (estamos a punto de cumplir un milenio). Ahora, sin embargo, la corrección política, esa nueva forma de censura, amenaza con acabar también con esta actividad universitaria.
Veamos el titular de la noticia:
Cancelado el Debate del Club Socrático de la Universidad del Estado de Oregón
Y el primer párrafo: