jueves, 11 de diciembre de 2014

¿Qué pasa con el colesterol?

El colesterol es un lípido esencial para la construcción de la membrana de muchas de nuestras células. Además, a partir de él se sintetizan dentro del cuerpo diversos esteroides, ácidos biliares y vitamina D. El colesterol alto aumenta las posibilidades de sufrir ataques al corazón y apoplejías. En cambio, el colesterol demasiado bajo va asociado a depresiones que incluso pueden llevar al suicidio.
Cuando alguien dice: me han hecho un análisis y sale que tengo colesterol, se le podría contestar: Si no tuvieses colesterol, estarías muerto. Lo que tienes es el colesterol alto.
El colesterol circula por la sangre ligado a varios tipos de lipoproteínas. Según cuál sea esta lipoproteína, el efecto del colesterol alto es diferente. Cuando se mide el colesterol en un análisis de sangre, se suele dividir en cuatro resultados distintos:

  1. Colesterol bueno (HDL, por las iniciales de lipoproteína de alta densidad en inglés), así llamado porque bloquea los efectos perjudiciales del colesterol malo.
  2. Colesterol malo (LDL, por las iniciales de lipoproteína de baja densidad en inglés), así llamado porque tiende a formar placas que pueden obstruir las arterias.
  3. Colesterol VLDL (por las iniciales de lipoproteína de muy baja densidad en inglés). A veces este dato se da en forma de concentración de triglicéridos (lípidos que ayudan al transporte de grasa y glucosa del hígado a la sangre), que es cinco veces mayor. A veces se dan los dos datos, lo que es redundante.
  4. Colesterol total, que se obtiene a partir de los tres anteriores mediante la siguiente fórmula:
Colesterol total = HDL + LDL + VLDL

Al lado de estas cuatro medidas, que también son redundantes (pues la cuarta puede obtenerse sumando las tres primeras), con los resultados de algunos análisis se proporcionan también valores de referencia, que pueden considerarse normales. Pues bien: en los últimos años, el valor máximo de la zona de normalidad del colesterol total se ha ido reduciendo. Hasta 2007, el límite de normalidad se establecía en 250 o 260. En 2011 estaba en 220. Desde el 2012 ha bajado a 200. Utilizando estos valores de referencia, algunos médicos de medicina general recetan estatinas (pastillas para bajar el colesterol) a todos sus pacientes que tengan una cifra de colesterol total mayor de 200 mg/dL. Estas pastillas pueden tener efectos secundarios serios.
Observemos los límites de normalidad de las diversas componentes del colesterol, tal como aparecen en un análisis realizado en 2014:
Prueba
Valores de referencia
Colesterol total
100-200
Colesterol HDL
>45
Colesterol LDL
<155
Colesterol VLDL
7-40

Supongamos que una persona presenta el valor límite en las tres componentes del colesterol. Aunque sus datos sean un tanto críticos, todos están dentro del campo de normalidad. ¿Qué colesterol total tendrá? Aplicando la fórmula anterior, resulta esto:
Colesterol total = 155 + 45 + 40 = 240
Sin embargo, la tabla anterior señala para el colesterol total un límite de normalidad de 200. No parece razonable que, aunque las tres componentes sean normales la suma resulte anormal. Obsérvese, de paso, que ese valor máximo igual a 240 está bastante próximo al que se consideró normal durante décadas, hasta el año 2007.
La respuesta a esta discrepancia quizá esté en las recomendaciones de la Asociación Americana de Cardiología, que tienen en cuenta, para definir los límites del colesterol, el riesgo cardíaco de cada paciente:
Riesgo cardíaco
Considere reducir LDL
Bajo
>160
Moderado
>130
Moderadamente alto
>100
Alto
>70

El límite de 200 para el colesterol total podría ser razonable si se aplica a una persona con riesgo cardíaco moderado o moderadamente alto. Quizá la reducción de este límite se debe a que los médicos quieren curarse en salud y mandan pastillas para bajar el colesterol a personas que no las necesitan, a pesar de sus posibles efectos secundarios. Parece, por consiguiente, que sería mejor reconsiderar esta política: Habría que tener en cuenta los factores de riesgo cardíaco de cada paciente, el valor del colesterol HDL (que es más favorable cuanto más alto es), así como la edad y el sexo, que también influyen en las cifras normales de colesterol.

Cui prodest? ¿A quién beneficia esta confusa situación? A las compañías farmacéuticas, que venden más pastillas; a los analistas, que hacen más análisis; a los investigadores, que publican más artículos...

Manuel Alfonseca

6 comentarios:

  1. Muy buen artículo de cómo nos engañan.

    Yo tengo entendido que fueron las compañías farmacéuticas las que que forzaron a la FDA a que rebajara el nivel. Y que incluso pretendían rebajarlo a 180.

    Pero todo esto de oidas y sin poder confirmarlo.

    Un saludo.

    PD: Si tiene ediciones en inglés de su libro 'El hombre y el tiempo' me gustaría poder enlazar a ellas. Y si no pues anímese a sacarla para lo angloparlantes.

    ResponderEliminar
  2. 1. Re tabla primera: No creo "legítimo" sumar el límite de los valores de referencia de los "sumandos" para obtener el del "total".
    2. Re tabla segunda: ¿Cuáles son las variables y sus valores correspondientes que configuran los niveles de la columna "Riesgo cardíaco"?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. 1. De acuerdo, José Manuel, para calcular la distribución estadística de la suma de dos variables aleatorias habría que realizar la convolución de las variables que se suman. Para hacerlo más comprensible, en mi artículo, esto está muy simplificado (quizá demasiado). Sin embargo, creo que habría que explicar con claridad por qué el límite de la suma ha pasado de 250-260 que se usó hasta el año 2007, al nuevo valor de 200, usado desde 2012. Una reducción de la tercera parte del campo de normalidad, que ha pasado de (100, 250) a (100, 200), necesita alguna explicación, ¿no?
      2.
      Riesgo cardíaco bajo = menos del 10% de riesgo de ataque cardíaco en 10 años y 0 o 1 factores de riesgo.
      Riesgo cardíaco moderado = 10% de riesgo de ataque cardíaco en 10 años y 2 o más factores de riesgo.
      Riesgo cardíaco moderadamente alto = 10-20% de riesgo de ataque cardíaco en 10 años y 2 o más factores de riesgo.
      Riesgo cardíaco alto = más de 20% de riesgo de ataque cardíaco en 10 años o factores de riesgo extremos.

      Eliminar
    3. 1. Gracias por la respuesta, matemáticamente correcta. Respecto a la variación del campo de normalidad, puedo imaginar diversas razones para el mismo. Pero coincido en que, cualesquiera que sean, deberían ser divulgadas desde fuentes autorizadas.
      2. Se supone que, para calibrar el riesgo a 10 años, no figura el nivel de LDL como factor de riesgo presente.



      Eliminar
    4. 2. Figura indirectamente en la segunda columna de la tabla. "Si tiene usted ciertos factores de riesgo cardíaco, y además su LDL pasa de tales límites (lo que introduce un riesgo adicional), considere reducir el LDL para eliminar dicho riesgo adicional.

      Eliminar