jueves, 11 de enero de 2018

El ojo como argumento sobre la evolución


El ojo de los vertebrados se compone de cinco partes: córnea (una capa aislante transparente); zona del humor acuoso; cristalino (lente rodeada de músculos que le permiten conseguir una distancia focal variable); zona del humor vítreo; y retina. La luz atraviesa la córnea y el humor acuoso, es enfocada por el cristalino, atraviesa el humor vítreo e impacta sobre las células nerviosas de la retina, que generan señales eléctricas que el nervio óptico transmite al cerebro, que forma con ellas una imagen del mundo exterior, origen de los rayos luminosos. El cerebro se ocupa incluso de darle la vuelta a la imagen, que al proyectarse sobre la retina está invertida.
La estructura compleja del ojo ha sido siempre un problema para los evolucionistas y un argumento para los contrarios a la teoría de la evolución. Ya Darwin, en el capítulo 6 de El origen de las especies, cuyo título es significativo (Dificultades de la teoría) se planteó el problema de la evolución del ojo con estas palabras:

Órganos de extrema perfección y complicación. Suponer que el ojo, con todas sus invenciones inimitables para ajustar el enfoque a diferentes distancias, para admitir diferentes cantidades de luz y para la corrección de la aberración esférica y cromática, podría haberse formado por selección natural, parece, lo confieso, absurdo en el mayor grado posible. Sin embargo, la razón me dice que existen numerosas gradaciones desde un ojo perfecto y complejo a uno muy imperfecto y simple, y que cada grado puede ser útil para su poseedor...
Al buscar las gradaciones por las cuales se ha perfeccionado un órgano en cualquier especie, debemos mirar exclusivamente a sus antepasados ​​lineales; pero esto casi nunca es posible, y nos vemos obligados a buscar especies del mismo grupo, es decir, descendientes colaterales de la misma forma ancestral original, para ver qué gradaciones son posibles... Entre los Vertebrados existentes, hay muy poca gradación en la estructura del ojo, y las especies fósiles no nos dicen nada...
Es casi imposible no comparar el ojo con un telescopio. Sabemos que este instrumento ha sido perfeccionado por esfuerzos prolongados y continuados de los intelectos humanos más elevados; e inferimos naturalmente que el ojo se ha formado por un proceso análogo... En los cuerpos vivos, la variación causará alteraciones ligeras, la generación las multiplicará casi infinitamente, y la selección natural seleccionará cada mejora con habilidad infalible. Si este proceso continúa durante millones de años; y durante cada año en millones de individuos de muchos tipos; ¿no podemos creer que un instrumento óptico viviente podría formarse así, tan superior a uno de vidrio como las obras del Creador lo son a las del hombre?
Si pudiera demostrarse que existe un órgano complejo que no se pueda haber formado mediante numerosas y sucesivas modificaciones leves, mi teoría se rompería por completo. Pero no puedo encontrar ningún caso así... Deberíamos ser muy cautelosos antes de concluir que un órgano no puede haberse formado por gradaciones de transición de algún tipo.
Stanley Jaki
A pesar del razonamiento de Darwin, el ojo sigue siendo uno de los órganos que los partidarios de la teoría filosófica que se ha venido a llamar diseño inteligente presentan como ejemplo de complejidad irreducible, aduciendo que un órgano tan complejo no puede haber surgido por selección natural a partir de fases intermedias más sencillas, porque estas no habrían podido ser funcionales, y por tanto no habrían proporcionado ventajas selectivas a sus poseedores.
Stanley Jaki atacó el diseño inteligente con estas palabras:
Las deficiencias, a menudo graves, de la teoría darwinista no se pueden remediar con la teoría del Diseño Inteligente, que no se puede enfrentar filosóficamente con el diseño y el propósito. Además, es una vuelta sutil a la doctrina de la creación especial. Peor aún, como pretende ser una teoría "científica" de la evolución, implica que el diseño, en la medida en que significa propósito (y de hecho, propósito divino) puede ser objeto de medición, que es la piedra de toque de la verdad en la ciencia. S. L. Jaki, Intelligent Design? Real View Books, 2007.
Sin embargo, el mismo Jaki utiliza el ojo para afirmar que la teoría de la evolución dista de estar completa, en su libro The savior of science (1988-2000):
[El ojo] ha sido estudiado con mucha mayor precisión que cualquier otro órgano. Las mediciones exactas y las teorías físicas se han unido a los estudios anatómicos del ojo hasta el punto de privar a los darwinistas de su estrategia principal: especulaciones cualitativas generales, si no vagas, sobre los pasos específicos de la evolución. Sin embargo, no pueden evitar admitir, sin contradecir la exactitud de la física que, con las palabras de [un evolucionista], “incluso si el más mínimo detalle estuviera mal, si faltara la retina o la lente fuese opaca, o las dimensiones erróneas, el ojo no lograría formar una imagen reconocible y, en consecuencia, sería inútil”. La cita incluida en el texto es de G. Hardin, Nature and Man’s Fate, New York: Rinehart and Company, pp.73-74.
La verdad es que, en esa cita, Harding no estuvo muy logrado y no actuó como un evolucionista competente. ¡Por favor! ¿Que falte la retina o que el cristalino sea opaco le parece un detalle mínimo? Es evidente que cualquiera de esos “detalles mínimos” convierte al ojo en un instrumento inútil. Es como decir que, si a un automóvil se le cambiara un detalle mínimo, como que le faltara el motor o las ruedas no fueran redondas, el automóvil no podría cumplir su función.
¿Podemos imaginar en detalle cómo fue la evolución del ojo, pasando más allá de especulaciones cualitativas generales, si no vagas, sobre los pasos específicos de la evolución? Pues sí, podemos. Pero eso se queda para el próximo artículo.

Manuel Alfonseca
Agradezco a John Beaumont, que me sugirió esta serie de cuatro artículos.

13 comentarios:

  1. Estimado Manuel:

    Algún día os dareis cuenta de que el Darwinismo no es ciencia, que la Selección natural es un invento derivado de una serie consecutiva de errores y que no hay teoría alguna que sustente en general la transformación de las especies.

    Lecturas recomendadas:

    1 http://www.darwinodi.com/product/esta-usted-de-broma-mr-darwin/

    2 http://www.darwinodi.com/product/la-nave-los-locos/?utm_campaign=shareaholic&utm_medium=twitter&utm_source=socialnetwork

    ResponderEliminar
  2. Dices que "El cerebro se ocupa incluso de darle la vuelta a la imagen, que al proyectarse sobre la retina está invertida".

    Pero eso implica que la imagen estaría invertida con respecto a alguna referencia de la que también dispondría el cerebro.

    Sin embargo, lo que está es invertida con respecto al mundo físico que nos rodea, arriba-abajo, izquierda-derecha, es decir, Las células fotosensibles sobre las que se proyectan los objetos de la parte superior de la imagen están físicamente en la parte inferior de la retina. ¿Y?

    El cerebro ya dispone del cableado que asocia el mapa de la retina, esté invertido o no, con su percepción por otros medios de ese arriba-abajo, izquierda-derecha. No necesita aplicar un proceso específico de "dar la vuelta" a la imagen.

    No sé si me explico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras siempre tienen un significado borroso. Yo no he querido decir que a la imagen que forma nuestro cerebro de lo que vemos con los ojos se le aplique una conversión geométrica explícita en un punto dado. Simplemente que, aunque la imagen está al revés, la vemos al derecho. Cómo lo hace el cerebro me es indiferente, el caso es que lo hace.

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo con el Sr. Cervantes, el darwinismo es pseudociencia. Una "ocurrencia" bien publicitada que surgió en el momento adecuado y en lugar idóneo , y que tristemente hoy gobierna la deriva socio-económica. El artículo parece algo superficial.

    Johannes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calificar algo de seudociencia sin dar argumentos es un mantra sin sentido. Dígamelo a mí, pues también calificaron de seudociencia mi artículo sobre "Lo que dice la ciencia sobre la vida humana" (el tercero más leído de este blog, el enlace está a la derecha). Eso, a pesar de que un biólogo -ateo- reconoció que todo lo que digo en ese artículo es científicamente correcto.

      La teoría de la evolución no es seudociencia. Está muy bien contrastada por los datos de otras ciencias. Ahora bien, si usted llama Darwinismo a la teoría filosófica que afirma que todo es consecuencia del azar, entonces estoy de acuerdo en que eso es seudociencia. Pero eso no es la teoría de la evolución.

      Por otra parte, como he dicho en este artículo, este es el primero de una serie de cuatro. Antes de calificarlo de superficial, yo habría esperado a leer los otros tres.

      Eliminar
    2. Siento haberme precipitado al tachar de superficial el artículo, mis disculpas. En cuanto a la teoría de la evolución, ¿podría definirla? y ya puestos ¿decirme de dónde procede, dónde está escrita?

      johannes

      Eliminar
    3. Eso está en el artículo que saldrá el 25/1.

      Eliminar
    4. Biologo ateo? eso muestra mucha parcialidad en este entonces porque muchos biologos escepticos parten de la filosofia naturalista, fisicalista o tesis evolucionista lo cual el metodo inductivo que "segun tiene" es inexistente, no tienen evidencia obserbable dada en un laboratorio, todo surge de especulacion y teorias no fundamentada en la observacion. Lo que haces es solo caer en una falacia de autoridad porque X profesional revisa mi articulo y dice que esta bien, entonces lo esta. FALSO.

      Eliminar
    5. No sé si usted ha leído mi artículo sobre el aborto, al que yo estaba haciendo referencia. Señalé que el biólogo que reconoció que mis argumentos eran correctos desde el punto de vista científico era ateo, porque él defendía la libertad de aborto, pero no pudo oponerse a mis argumentos. Que alguien que se opone a mis conclusiones acepte mis argumentos es un argumento en mi favor, ¿no?

      Eliminar
  4. ¡Muchas gracias por divulgar la ciencia! Seguiré hojeando. Yo, en mi ecléctico y personal blog, a veces dedico artículos a fenómenos que me preocupan, como el cambio climático o las pseudoterapias, además de brindar homenaje a grandes personalidades: Carl Sagan, Isaac Asimov, Oliver Sacks... Mi formación científica es cuasi nula, me eduqué en las letras puras, ¡pero soy curiosa! Aquí os dejo mi página. Un abrazo y... ¡Viva la ciencia!!!

    ResponderEliminar
  5. ¿Podría darme enlaces donde podría leer nas sobre el ojo?

    Tengo que hablar sobre este órgano en una conferencia en mi universidad :-)

    Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos dos artículos de la Wikipedia están bastante completos y proporcionan numerosas referencias:
      https://es.wikipedia.org/wiki/Ojo_humano
      https://es.wikipedia.org/wiki/Ojo

      Eliminar

Por favor, no ponga Anónimo como origen del comentario. Ponga cualquier nombre. Si todos pusieran Anónimo, no sabría si estoy hablando con una persona o con varias.