jueves, 29 de enero de 2015

El misterio de la explosión cámbrica

Opabinia
Hace 550 millones de años, durante el periodo Cámbrico, los animales aparecen súbitamente en el registro fósil. El fenómeno es tan espectacular, que se le ha dado el nombre de explosión cámbrica. Por qué ocurrió esto entonces y no antes ha sido, durante más de un siglo, uno de los grandes misterios de la Paleontología.
La evolución de la vida en la Tierra parece haber sido más bien discontinua. Es probable que la vida apareciera hace entre 3.500 y 4.000 millones de años. No mucho más tarde (hace unos 3.000 millones de años) apareció la fotosíntesis. Hace 2.000 millones de años surgieron los eucariotas (las células con núcleo). Desde entonces hasta la explosión cámbrica, durante 1.500 millones de años, no parece haber pasado gran cosa. Y entonces, súbitamente, surgen todos los tipos de organización de los animales que existen en la actualidad. ¿Por qué?

Isaac Asimov
Los medios han dado eco a un posible avance que explicaría el misterio. La proporción de oxígeno en la atmósfera de la Tierra (y por tanto en el mar) habría aumentado súbitamente hace quinientos cincuenta millones de años. Eso, combinado con la aparición de los carnívoros, sería lo que habría provocado la proliferación evolutiva de los animales pluricelulares. La idea no es nueva. En 1976, Isaac Asimov publicó un artículo de divulgación (Silent victory, reimpreso en el libro The planet that wasn’t, 1977) en el que proponía un escenario parecido.
La forma en que los medios generalistas presentan las noticias científicas para el público en general deja mucho que desear. La noticia que estamos comentando es un buen ejemplo. Esos medios tienden al sensacionalismo, a presentar las noticias para que provoquen el mayor impacto posible, y esto suele entrar en conflicto con las noticias científicas, que suelen ser mucho más matizadas.
En este caso, como casi siempre, los medios utilizan titulares tajantes: “Un incremento súbito de oxígeno explica el origen de los animales”. Lo que no especifica la noticia es que no se ha descubierto que ese incremento súbito de oxígeno sucediera de verdad. Lo que tenemos es una teoría nueva, que combina dos teorías antitéticas anteriores y que se basa en un estudio realizado sobre gusanos poliquetos actuales, cuya conclusión es que hay menos especies de poliquetos carnívoros donde hay menos oxígeno.
Anomalocaris
Trilobites
Las noticias científicas siempre suelen aparecer muy matizadas. En este caso, otros paleobiólogos sugieren que, aunque realmente hubiese habido un aumento brusco de oxígeno hace 550 millones de años, coincidiendo con la explosión evolutiva de los animales, no podríamos asegurar cuál de los dos fenómenos fue la causa del otro. Podría ser que, al revés de lo que sugiere la nueva teoría, la evolución de los animales fuera de algún modo causa del aumento de oxígeno en la atmósfera. O que una causa diferente hubiera dado lugar simultáneamente a los dos efectos. La cosa es, por tanto, mucho menos tajante de como la presentan los medios.

Pero supongamos que esa teoría fuera correcta y solucionase el misterio de la explosión cámbrica. Como siempre suele ocurrir, la solución a un problema plantea nuevas preguntas, descubre nuevos misterios. Si la fotosíntesis existía desde hace 3.000 millones de años, ¿por qué aumentó súbitamente la proporción de oxígeno en la atmósfera terrestre hace precisamente 550 millones de años? No lo sabemos. Eso es lo interesante del avance humano. Cada solución a un problema plantea siempre un problema nuevo. Nunca se acabarán los misterios.

Manuel Alfonseca 

4 comentarios:

  1. «Nunca se acabarán los misterios.» ¡Excelente conclusión! A pesar de los millones de años que llevamos sobre este hermoso planeta, sabemos que debemos evitar cualquier soberbia «científica o filosófica» pero, también, que podemos sentir la alegría de pensar que «tenemos toda la vida por delante». Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  2. En una atmósfera inicialmente reductora los organismos fotosintéticos proliferaron en el mar y su actividad bioquímica fue liberando oxígeno (en forma de O2). Cuando la concentración de O2 fue suficientemente elevada, el Fe(II) abundante en el mar se oxidó a Fe(III) y precipitó formando las “bandas de hierro” de una forma algo brusca (en la escala geológica). Al faltar hierro (bioelemento esencial) en el agua, todo cambió en la vida en unos “pocos” millones de años. Lo cual no quiere decir que no pudiera ser éste el método que Dios utilizó para sus fines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero las formaciones de hierro bandeado se remontan a hace unos 2.000 millones de años, mucho antes de la explosión cámbrica, por lo que no pueden tener que ver con ella.

      Eliminar
  3. Sí, bastante tiempo de diferencia. Primero cianobacterias que liberan O2, luego oxidación del hierro y precipitación, luego más O2 liberado sin que quede hierro para consumirlo, luego que ese oxígeno afecte a los animales y se vayan adaptando y evolucionando, luego y ciclobioegeoquímico del fósforo que también se alteró... y así llegamos hasta el cámbrico. Un tema fascinante, del que no lo sabemos todo, como es habitual.

    ResponderEliminar