jueves, 9 de marzo de 2017

Intersexualidad

Hermafrodito, fresco en Herculano.
En el artículo anterior mencioné que entre las quimeras biológicas (individuos que se forman por fusión de dos óvulos fecundados independientes) puede darse el caso de que la mayor parte del cuerpo pertenezca a un sexo, pero los órganos genitales pertenezcan al otro. Este fenómeno se llama seudohermafroditismo. También puede ocurrir (aunque es más raro) que un mismo individuo tenga los dos órganos genitales, completos o incompletos. Este fenómeno se llamaba antes hermafroditismopor el hijo de Hermes y Afrodita en la mitología griega, pero estos casos se han englobado recientemente en el concepto de intersexualidad, un término más general que abarca todos los casos que no se ajustan a la definición usual de cuerpos masculinos o femeninos, reservando la palabra hermafroditismo para animales o vegetales en los que esa condición es normal.
Para aclarar las cosas, diremos que lo normal en la especie humana es que un individuo tenga 46 cromosomas (23 pares), de los cuales el par 23 está formado por los dos cromosomas sexuales, los responsables de las diferencias entre los sexos, que pueden ser, o bien dos cromosomas X (heredados uno de su madre y el otro de su padre), en cuyo caso su dotación genética se llama XX y el individuo es hembra, o bien un cromosoma X (heredado de su madre) y un cromosoma Y (heredado de su padre), en cuyo caso su dotación genética se llama XY y el individuo es varón. Pero además de estos dos casos existen otros, mucho menos frecuentes. Citemos algunos (las cifras de frecuencia están tomadas de la Wikipedia):

  • Síndrome de Klinefelter: Es una trisomía del cromosoma 23. El individuo tiene 47 cromosomas en vez de 46. El supernumerario es el cromosoma sexual X. Su dotación genética sexual se representa como XXY. Externamente parecen varones, aunque no suelen ser fértiles. Uno de cada 1000 nacimientos puede clasificarse en este grupo, aunque algunos autores no los consideran intersexuales.
  • Síndrome de Turner: Es el caso contrario al anterior. El individuo tiene 45 cromosomas porque ha perdido uno de los dos cromosomas sexuales. Su dotación genética sexual se representa X0. Externamente son hembras, aunque a menudo no son fértiles (salvo con fecundación artificial). Afecta a uno de cada 2750 nacimientos, aunque este síndrome tampoco suele considerarse intersexual.
  • Síndrome de insensibilidad a los andrógenos: Son individuos con dotación genética sexual XY, pero cuyas células no responden a las hormonas masculinas, por lo que en casos extremos pueden desarrollarse con órganos sexuales femeninos o con órganos masculinos subdesarrollados. Afecta a uno de cada 13.000 nacimientos.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita: Resultado de una mutación que interfiere con la producción en las cápsulas suprarrenales de hormonas sexuales a partir del colesterol. Su efecto puede ser una superproducción de las hormonas masculinas (andrógenos) lo que da lugar a virilización extrema en los varones XY y a genitales ambiguos en las hembras XX. O bien una infraproducción de andrógenos o de estrógenos, lo que puede dar lugar a varones XY con genitales aparentemente femeninos o a hembras con hipogonadismo. Afecta a uno de cada 1000 nacimientos, aunque muchos casos no se detectan hasta muchos años más tarde.
  • Ovotestis: Son individuos, normalmente XY, que poseen un órgano sexual parcialmente masculino y parcialmente femenino. Se da un caso por cada 83.000 nacimientos.
  • Síndrome MRKH o agenesia vaginal: Se presenta en individuos XX que tienen ovarios funcionales pero carecen de útero y a veces de vagina. Se da en uno de cada 5000 nacimientos.
  • Disgénesis gonadal: Es un problema durante el desarrollo embrionario que da lugar a la pérdida de las gónadas. Puede afectar tanto a XY como a XX, y en ambos casos el aspecto externo es femenino. Se da en uno de cada 150.000 nacimientos.
Cariotipo de un ser humano con
trisomía 21 (síndrome de Down)
El número total de nacimientos con alguno de estos tipos de intersexualidad viene a ser del orden del 1,5% si se cuentan todos los casos dudosos mencionados, así como aquellos que no se dejan detectar hasta la pubertad o incluso más tarde. Otros investigadores, que no aceptan esta definición tan amplia, los reducen a menos del 0,5%.
Evidentemente, los individuos intersexuales son seres humanos con todos los derechos. Sin embargo, se me ocurren dos preguntas relevantes:
  1. ¿Está justificado que se provoque confusión en el 99% de los niños para proteger de supuestas discriminaciones al 1% restante? ¿No se puede conseguir el mismo resultado de otra manera?
  2. ¿Por qué a los seres humanos engendrados con trisomía del cromosoma 21 (que padecen síndrome de Down) se les niega el derecho a la vida, hasta el punto de que en muchos países de Occidente, en la práctica no se les permite nacer?

Manuel Alfonseca

16 comentarios:

  1. ESCRITO POR MI HACE POCO

    Los tiburones del Amazonas.
    En la escuela se enseñaba que los tiburones son un tipo de peces muy antiguos que, al contrario de la mayoría de los peces, que son más modernos, tienen el esqueleto cartilaginoso y la boca en posición ventral. Luego se decía que se les ve venir de lejos por su aleta dorsal, que hay muchos tipos de tiburones y que viven en el mar. Pero, por lo visto, según las nuevas tendencias pedagógicas, y, por decreto ley, en las escuelas se explicará de ahora en adelante que hay tiburones de agua salada y tiburones de agua dulce (si bien estos últimos solo se encuentran en el Amazonas y que han desarrollado un órgano lleno de sal para resistir los problemas de ósmosis). Lo que debe quedar claro en la mente de los infantes es que hay dos tipos de tiburones los de mar y los de río.
    ¿Tendrán con eso una idea equilibrada de los tiburones? Quizás no, pero lo importante es que sepan la verdad, toda la verdad y cuanto antes mejor.
    Los que enseñan química inorgánica son plenamente conscientes del gran número de excepciones que hay a cada una de las pocas reglas que se dan. Y a pesar de ello se da un mínimo de reglas. Con ello se consigue una aproximación aceptable a la realidad. Y luego, se añade, están los casos particulares. En cada fábrica, en cada investigación se debe ser especialmente cuidadoso y enterarse bien si lo general es aplicable o no.
    En química inorgánica resulta evidente que hay un tiempo para generalidades y un tiempo para casos particulares y es un grave error confundir ambos. ¿Por qué no ha de valer lo mismo para la enseñanza?
    ¿Tan difícil es decir que los hombres son varones o mujeres y que lo saludable es no tener sobrepeso y luego añadir que cada persona es un mundo y que, aunque la regla es la regla, siempre hay casos particulares y que la única regla que no admite excepciones es la del respeto escrupuloso a cada persona, sea cual sea su situación particular?

    ResponderEliminar
  2. Excelentes las dos reflexiones finales.
    Respecto al cálculo de la Incidencia global de INTERSEXUALIDAD con base biológica, a mi me sale, si no he hecho mal el calculo, que es de 0.0027 casos por cada 100 nacimientos.
    Otra cosa es La INTERSEXUALIDAD psicológica, que creo que es el motivo de la polémica. En mi opinión son personas biológicamente normales pero que ellos se ven a sí mismos con el sexo cambiado o erróneo. No creo que se conozca su incidencia porque no debe haber sido estudiada y tampoco existe, hasta donde yo se, una definición precisa de la misma.
    Joaquin Diaz Mediavilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suma de los casos que he citado en el artículo da 0,27% (la cifra que das es el tanto por uno), pero la lista no es exhaustiva, hay más casos frontera, no todos los cuales son admitidos por todo el mundo. Por eso la variación que he citado según los autores, entre menos de 0,5% (lo que coincide más o menos con la suma anterior) y 1,5% (cuando se cuentan todos los casos dudosos como positivos).

      Estrictamente hablando, lo que llamas intersexualidad psicológica no suele clasificarse como intersexualidad, sino como transsexualidad. En las siglas LGTBI corresponde a la T, mientras la intersexualidad es la I. En este otro grupo se clasifican, por ejemplo, los que padecen el síndrome de Harry Benjamin.

      Eliminar
    2. Seguramente me habré confundido al hacer el calculo.

      Joaquin Diaz Mediavilla

      Eliminar
  3. No me queda más que felicitar al señor Alfonseca, porr el brillante artículo, que ha escrito. Es curioso, pero a raíz de un asunto. Él, y yo estuvimos hablando de este tema. Le pregunte, si era posible, la creación de seres hermafroditas, y me dijo que no, porque no se podrían reproducir, o porque nacerían mujeres, u hombres en el caso de procrear (esto último me lo imaginó, yo). También me explicó el origen, que procede de la unión entre Hermes, y Afródita. Nuestro debate nació de una escultura del período helenístico de la escultura griega, y encarnaba al hijo de Afrodita, y Hermes. Un amigo, me contó, que las hienas tenían dos órganos. No, sé si será cierto.
    Aún así, brillante artículo y mi felicitación al señor Alfonseca, y espero el siguiente.

    ResponderEliminar
  4. Sergio López Buedo9 de marzo de 2017, 15:14

    Manuel, me ha parecido muy completo tu artículo. Sin embargo, no estoy de acuerdo con la pregunta que planteas al final "¿Está justificado que se provoque confusión en el 99% de los niños para proteger de supuestas discriminaciones al 1% restante?"

    No se puede considerar como causar confusión el explicar a los niños que hay personas diferentes. Esto debe ser independiente de la proporción de personas diferentes que haya, ya sea un 1% o 1 por millón. Es muy importante que los niños aprendan a comprender y respetar al que no es igual a ellos, sea por la razón que sea, y aquí no vale hablar de mayorías. Te pongo un ejemplo donde las cifras están en el mismo orden de magnitud que la intersexualidad: en 1933, en Alemania había un 0,75 % de judíos (fuente: US Holocaust Memorial Museum). Si en las escuelas alemanas de principios del siglo XX se hubiese hecho un esfuerzo por explicar las diferentes culturas/religiones, aunque fuesen francamente minoritarias, quizá no habrían ocurrido hechos tan horrorosos como los que ocurrieron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia de la educación está plagada de buenas intenciones que salieron mal. Durante los años setenta, se extendió la idea de que había que explicarles a los niños la aritmética a través de la teoría de conjuntos. Esta decisión provocó durante décadas un caos en la enseñanza elemental. Peor aún fue la decisión de explicar la lengua a niños pequeños mediante la lingüística transformacional, lo que convirtió a esa asignatura, que tradicionalmente había sido una de las más fáciles, en uno de los cocos de la enseñanza. Otra decisión nefasta fue explicar, durante la secundaria, tres sistemas distintos de nomenclatura química. He hablado de esto en otros artículos de este blog.

      En la enseñanza hay una edad adecuada para cada concepto. Una enseñanza que provoca confusión en los discentes no está bien enfocada. Con el énfasis que se está poniendo en explicar las "minorías sexuales" en el colegio, muchos niños vuelven a casa llorando y preguntan a sus padres: "Pero yo qué soy, ¿niño o niña?" Como ha explicado fjga en un comentario anterior, las reglas generales deben explicarse antes que las excepciones, de lo contrario sólo se consigue ofuscar el aprendizaje.

      El ejemplo que pones, sobre el holocausto, no viene a cuento. Lo que había entonces en toda Europa (no sólo en Alemania) era una ola de antisemitismo. La solución que propones (trasplantar la educación en el multiculturalismo a un siglo antes) es contrafactual, porque en el ambiente de la época era impensable.

      En la primera de mis preguntas finales (la que no te gusta) dije esto: "¿No se puede conseguir el mismo resultado de otra manera?" A primera vista se me ocurren varias que no pasan por provocar la confusión entre los niños. Dado que el número de casos de intersexualidad que pueden detectarse en un colegio no pasará usualmente de uno o dos, es evidente que es perfectamente factible dedicarles atención personalizada. Por otra parte, ¿qué necesidad hay de traer supuestos "expertos" externos para "informar" a los niños sobre la existencia de problemas que ni siquiera se les han planteado? ¿Es que los maestros no están capacitados para responder a ellos, si se plantean, o a plantearlos, a medida que los niños vayan creciendo? Yo pienso que sí. Es posible educar a los niños en el respeto a los demás sin provocar confusión. Eso es lo que pido en la primera pregunta.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Si al colegio de mi hijo acuden por ejemplo niños musulmanes. Se les debería enseñar a respetar a todos los niños por igual independientemente de sus ideas etc. pero a nadie se le ocurre que tengan que aceptar sus ideologías o fe como parte de ese respeto. De hecho, ¿no es una falta de respeto a muchos padres, profesionales y expertos, el querer imponer en este caso la ideologia de genero a nuestros hijos cuando no estamos de acuerdo con ello, ni pensamos que está suficientemente respaldado por las diferentes ciencias, poniendo por delante de los niños lo políticamente correcto hoy en día?.

    Estoy completamente de acuerdo con Manuel en que esto solo acarrea confusión para los niños, que les va a confundir más que ayudar.

    Me decían el otro día a raíz de una trascripción de una de una de las charlas que se habían dado en un colegio sobre la ideología de género, que el sexo lo elegirán los niños cuando decidan lo que quieren ser, y que con 6 años ya un niño puede tener muy claro que es tranxesual.
    Yo lo que creo es que un niño con esa edad no tiene claro si quiere ser bombero o policía ¿como va a tener claro que quiere ser traxesual? ¿porque tenemos que tragar con estas ruedas de molino? Si luego de mayor el niño cambia de idea como suele ser normal en los jóvenes, ¿quien los va a proteger?

    ResponderEliminar
  7. Muy interesante como siempre, Manuel. Sobre la polémica de los dichosos autobuses prefiero no pronunciarme, si no te importa. No es un tema sobre el que tenga una opinión muy clara y definida, y, ante la duda, prefiero guardar silencio y así no molesto a nadie :-)

    Otra cosa, he estado buscando por tu blog alguna referencia a Lawrence Krauss, y su libro "Un universo de la nada", pero no he encontrado ninguna. ¿Tienes intención de publicar algo al respecto? Me encantaría saber tu opinión sobre este libro. Yo quería dedicarle algún post, ¿podrías aconsejarme algún sitio, opiniones de sus críticos, etc. para alimentar el artículo?

    Muchas gracias. Siempre un placer venir a visitarte. ¡Un abrazo!


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ana. No he escrito nada sobre Lawrence Krauss y su libro, porque no lo he leído. Ya sabes que antes de criticar un libro hay que leerlo :-)

      Curiosamente, en el artículo de la Wikipedia sobre el libro (https://en.wikipedia.org/wiki/A_Universe_from_Nothing) prácticamente todas las críticas del libro (incluidas las de algunos profesionales importantes) son negativas. Es curioso, porque la Wikipedia siempre intenta ser neutral. La verdad es que, después de leer que "Krauss will be preaching only to the converted", no me entran ganas de leer el libro. Pero quizá tú puedas aprovechar ese artículo para tu post.

      Eliminar
  8. Muchas gracias, Manuel, mañana lo leeré a ver si mi inglés da la talla :-) En la versión española de Wikipedia no lo he encontrado, pero me servirá para practicar, que falta me hace, cada vez me parezco más a Zapatero hablando inglés :-D

    Acabo de publicar un post del que eres protagonista, un humilde gesto de agradecimiento por tu fantástica labor en pro de la divulgación científica y tu lucha contra el avance del cientifismo. Por supuesto, si ves que hay algo que no te guste o no desees que esté ahí, no tienes más que decírmelo y lo quitamos. Te dejo enlace:

    http://frasesdedios.blogspot.com.es/2017/03/el-senor-del-azar-manuel-alfonseca-vs.html

    Como puedes comprobar, he tenido que batallar con las fuentes de las letras que parecen tener vida propia y no sale la que una desea, a veces pasa :-), misterios de la informática, pero al final ha quedado medio bien, a pesar de este problema. Espero que sea de tu agrado.

    Un abrazo y muchísimas gracias, siempre, por todo. Nos seguimos leyendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana, estoy abrumado. ¡Nada menos que un artículo entero de tu blog dedicado a mí!
      Eso sí, eres un poco optimista. No creo que en mis debates haya logrado convencer a ninguno de mis antagonistas. En realidad, no lo considero posible, porque partimos de axiomas diferentes. El verdadero objeto por el que entro en estos debates es para hacer ver a los lectores que los argumentos que suelen usar los ateos tienen respuesta.

      Eliminar
    2. Y de eso se trata, Manuel, de que la gente sepa que esos argumentos tienen respuesta. La mayoría no lo sabe. Para mí siempre es un placer ver cómo les "respondes" :-).

      Muchas gracias por todo, de nuevo. Que sepas que te leo siempre, aunque no siempre deje "huella" de mi paso :-) Tu blog es una constante inspiración para mí. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Totalmente de acuerdo. Es como si la definición física simple de ser humano: animal racional con 2 extremidades superiores e inferiores, no fuera válida, porque existen algunas personas cojas o mancas. Evidentemente siguen siendo igualmente personas aunque no cumplan en este caso los requisitos de la definición.
    La definición más acertada y la que usamos en el mundo científico es la cromosómica. Así, un ser varón viene definido por la presencia de al menos 1 cromosoma Y; y una hembra viene definida por la ausencia de cromosoma Y. La presencia o ausencia de cromosoma Y es lo que determina la diferencia sexual. Y nada más...
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. No sé si conoces a Alicia Rubio pero ella explica magníficamente este asunto y es mucho más terrible de lo que expones ya que algunos de esos niños confundidos terminarán hormonándose, sometiéndose a cirugías drásticas y con graves daños psicológicos. También explica los intereses espurios que son el origen de este tema. Saludos.

    ResponderEliminar