jueves, 20 de abril de 2017

Otra predicción fallida

Como sabéis, me encanta señalar los errores que cometen quienes hacen predicciones de futuro. Desde que era poco más que un adolescente, he ido guardando recortes de prensa y de revistas científicas en los que se hacían pronósticos más o menos razonables sobre la evolución de la ciencia y la tecnología. En algún artículo anterior he señalado que dichas predicciones rara vez se cumplen, incluso cuando las hacen personas que son a la vez científicos expertos y visionarios, autores famosos de ciencia-ficción, como Arthur C. Clarke o Isaac Asimov.
Acabo de desenterrar un artículo publicado por Alexander Kusko en la revista IEEE Spectrum en abril de 1968, con el siguiente título:
Predicción del desarrollo de los sistemas de energía entre 1968 y 2030
Y el siguiente subtítulo:
Si predecimos las tendencias en el diseño de los sistemas de energía de los próximos 60 años, estaremos mejor equipados para resolver algunos de los problemas técnicos y sociológicos a los que esa industria debe enfrentarse hoy.
Las suposiciones en que se basaron las predicciones de Kusko fueron las siguientes:
  1. La población se triplicará. ¿Qué pasó en realidad? La población mundial en 1968, según datos de la ONU, era de unos 3.500 millones de personas. La población mundial en 2015 era de 7.350 millones. De acuerdo con las previsiones de la ONU, la población mundial en 2030 ascenderá a un número comprendido entre 8.200 y 8.800 millones de personas. Muy lejos de los 10.500 millones previstos por Kusko.
  2. La mayor parte de la energía eléctrica se obtendrá en plantas de energía nuclear. Magnífica previsión, puesto que actualmente la energía nuclear genera alrededor del 10% del total mundial del consumo de energía eléctrica.
  3. La carga total del consumo de energía eléctrica se doblará aproximadamente cada diez años. La misma predicción fallida de costumbre. Como durante algún tiempo el consumo de energía se duplicó cada diez años, al prever lo que pasaría en los 60 años siguientes se dio por supuesto que la tendencia continuaría indefinidamente.
  4. Aumentará la regulación gubernamental de la industria de la energía eléctrica. En España al menos, lo que ha ocurrido es lo contrario, esa industria pasó de estatal a privada.
  5. Aumentará el interés de los gobiernos por la contaminación, el fin de los combustibles nucleares y la conservación de la naturaleza. Esta suposición puede considerarse acertada, aunque está tan poco definida, que siempre se puede asegurar su cumplimiento.
  6. Se utilizarán cada vez más las computadoras para operar y controlar los sistemas de energía. Cierto. Ha ocurrido lo mismo con sistemas de todo tipo.
  7. Será necesario gestionar la distribución de cargas. También es cierto.
  8. Se inventarán cables más baratos para transportar mayores capacidades de energía. Esta suposición también puede considerarse correcta.
Hasta aquí las suposiciones de partida. Estas son las predicciones de Kusko:
  1. En el año 2000, la producción global de energía eléctrica habrá multiplicado por 10 la de 1967. En el año 2030, se habrá multiplicado por 80. En realidad, en el año 2000 sólo se multiplicó por 2,5 la producción de energía eléctrica de 1973. En el año 2012, se había multiplicado por 3,7. La probabilidad de que en dieciocho años más se multiplique por 20, para que llegue a ser 80 veces mayor de lo que era en 1967, es prácticamente nula. Esta predicción debe considerarse fallida.
  2. A partir del año 2000 será preciso utilizar cables superconductores para resistir la enorme carga de energía. Otra predicción que no se ha cumplido.
  3. Será preciso construir plantas nucleares en las zonas densamente pobladas, para servir sus necesidades de consumo. Otra predicción claramente fallida.
  4. Los generadores basados en turbinas de gas y fuentes de energía similares sólo servirán para proporcionar variaciones de energía alrededor del nivel base. Teniendo en cuenta que estas fuentes de energía proporcionan hoy más del 60% del consumo mundial de energía eléctrica, esta predicción ha de considerarse fallida.
Evolución del consumo mundial de energía
(Wikipedia)
Como he dicho otras veces en estos artículos, los procesos naturales nunca son exponenciales más que en apariencia y durante algún tiempo: las curvas de crecimiento se aproximan más pronto o más tarde a la curva logística. En la figura adjunta, sacada de la Wikipedia, se puede ver que el crecimiento del consumo de energía entre 1968 y 2015 ha sido aproximadamente lineal, no exponencial. Es cierto que en los años comprendidos entre 1920 y 1973 se produjo un crecimiento aproximadamente exponencial, pero la crisis del petróleo de 1973 dio lugar a grandes campañas de ahorro de energía que consiguieron controlar ese crecimiento. Es curioso que el fin del crecimiento exponencial en el consumo de energía se adelantara en doce años al paso por el punto de inflexión en el crecimiento de la población mundial.
Voy a proponer aquí una regla de oro para el análisis de las predicciones económicas, tecnológicas y sociales:

Toda predicción basada en la prolongación futura de las tendencias actuales es probablemente incorrecta. 

Manuel Alfonseca

11 comentarios:

  1. Francisco Javier García Alonso20 de abril de 2017, 1:59

    También han fallado las predicciones sobre disponibilidad de hidrocarburos. Se han hallado nuevos yacimientos de petróleo y gas y se ha puesto en marcha el fracking (Hydraulic Fracturing) para extraer hidrocarburos de los esquitos (shale) enterrados a cierta profundidad

    ResponderEliminar
  2. Excelente, me lo llevo a Google + con tu permiso, Manuel. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, a Laplace no le gustaría tu regla de oro :-) Y a su "demonio" aún menos :-D Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nota que he dicho "predicciones económicas, tecnológicas y sociales". Eso excluye a Laplace y a su demonio, ¿no?

      Eliminar
    2. Jaja, sí, Laplace hablaba de predicciones físicas, si no recuerdo mal :-) Se habrá sentido muy aliviado :-D. Abrazos!

      Eliminar
    3. Me explico, por si tus comentaristas no me pillan. La broma venía (no sé si muy a cuento :-)) porque Laplace pretendía que, conociendo los parámetros (o fenómenos) dados en un determinado momento del cosmos, a partir de ellos se podían predecir los futuros. Sabes que muchos cientifistas actuales se niegan a abandonar del todo este postulado mecanicista y determinista, a pesar de que ven, por ejemplo, cómo el meteorólogo solo puede predecir el clima para unos días. No sé si estoy mezclando churras con merinas (¡seguramente!), que ya sabes que tampoco soy una entendida en la materia :-), pero a mí me parece pasmosa la seguridad que mostró Laplace en su momento, tanto como me lo parece la seguridad de los "vaticinadores" de cualquier tipo en la actualidad. Una cosa es añadir rebajadores como "tal vez", "a lo mejor", "podría ser" a nuestra aseveración, y otra muy distinta afirmar tajantemente, como si todo fuera tan milimétricamente predecible. A eso venía mi descolocado paralelismo, jaja :-D. Tampoco me hagáis mucho caso. Abrazos.

      Eliminar
    4. En lenguaje actual, lo que dijo Laplace fue: "Si conociéramos la posición y el momento de todas las partículas del universo en un momento dado, podríamos calcular todo su desarrollo pasado y futuro." Pero lo ha echado abajo la física del siglo XX. Oye, una idea: puedo escribir otro artículo sobre esto.

      Eliminar
    5. Ahí es nada :-), todavía fue más categórico de lo que yo recordaba (no me acordaba bien de la cita, la verdad). Y tampoco dijo "quizás", jaja. A eso iba yo, aunque me haya ido por los Cerros de Laplace :-), a que es muy arriesgado soltar "predicciones", y más del calibre de la de don Pedrito Laplace, como quien suelta cabras por el monte, para luego quedar en ridículo si el tiempo contradice esa predicción. Aunque Laplace no vivió para reconocer su fiasco :-)El determinismo fue prácticamente un dogma hasta hace poco. Tuvo suerte. De todos modos, la ciencia consiste en eso, en ir reinventándose con el tiempo.

      Pues claro, escribe sobre ello, Manuel, aquí estaré para leerte. Como te digo otras veces, leo todo lo que escribes (a ver si se me pega algo :-D), aunque no siempre deje comentarios. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Excelente artículo, muchas gracias.

    Resulta curioso comprobar como en determinados campos (muy notablemente, las comunicaciones y la informática, donde yo me he movido bastante tiempo) año tras año se producen vaticinios por parte de las consultoras del sector, con anuncios del tipo "Top ten" de las tendencias tecnológicas para el año siguiente, arriesgándose incluso en predecir volúmenes de mercado. Pues incluso en ese lapso tan corto de tiempo, se suelen incumplir miserablemente. Cosa lógica, si pensamos en lo volátil de cualquier desarrollo en este campo, y en que las consultoras están precisamente para eso, vender prospecciones y tendencias. Que luego se cumplan, ya no es problema suyo, sino tuyo si te las creíste y obraste en consecuencia.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  5. En cierta ocasión (hace 4 años), asistí a una conferencia en un master de innovación, que nos impartió una "experta en prospectiva".
    Nos dijo que las "predicciones consensuadas por los expertos" para los próximos 50 años es que los seres humanos nos extinguiremos por la creación por el hombre del supuesto "homo superioris" es decir máquinas con inteligencia y consciencia propia.
    Yo le pregunté que cuantas de sus "prospecciones" se habían cumplido hasta la fecha (puesto que se dedica profesionalmente a aconsejar a grandes empresas a ese respecto) y contestó que no podía contestar porque sus proyecciones se hacen siempre como mínimo a 50 años vista.
    Es decir que como se suele decir, se ganaba la vida (y bastante bien por cierto) tirando con "pólvora del rey".
    Lo que realmente e admira de esa señora es que sea capaz de que grandes empresas confíen a buen precio en sus prospecciones en vez de contratar a Rappe o la Bruja Lola.
    En mi opinión tienen la misma credibilidad (aunque un infinitamente peor asesor de imagen).
    Respecto a este asunto yo solo se una cosa: "La predicción retrospectiva es una ciencia exacta. La que no es restrospectiva es una ciencia ficción"

    ResponderEliminar
  6. Decía Popper en “La Miseria del Historicismo”:

    Ningún predictor científico —ya sea hombre o máquina— tiene la posibilidad de predecir por métodos científicos sus propios resultados futuros.
    Este argumento, como es puramente lógico, se aplica a predictores científicos de cualquier complejidad, inclusive «sociedades» de predictores mutuos. Pero esto significa que ninguna sociedad puede predecir científicamente sus propios estados de conocimiento futuros.

    Es un libro muy recomendable, casi una joya.

    ResponderEliminar