jueves, 16 de noviembre de 2017

Qué es la inteligencia artificial


Hal 9000, de la película 2001, una odisea del espacio
Últimamente se está abusando de los términos inteligente e inteligencia artificial. Veamos algunas noticias recientes que han aparecido en diversos medios de comunicación:
  • Bancos inteligentes con carga móvil gratuita por energía solar y acceso a Wi-Fi. Estos bancos públicos callejeros instalados en Londres por la empresa Ford incorporan un repetidor de wifi y una placa solar que les da energía para cargar un teléfono móvil. ¿Dónde está la inteligencia del banco? En ninguna parte. En todo caso, la inteligencia corresponde al ser humano al que se le ocurrió montar esos dispositivos. Lo contrario sería como decir que nuestras casas son inteligentes porque tienen luz eléctrica y una conexión a Internet.
  • China implanta cubos de basura inteligentes. También en este caso el cubo de basura incorpora una placa solar conectada a un cargador de teléfonos móviles. En el futuro dispondrán también de repetidor de wifi y de un dispositivo para desinfectar la basura con rayos ultravioleta. Como en el caso anterior, se confunde la mera presencia de un dispositivo eléctrico o electrónico con la inteligencia.
  • Goodyear prueba un neumático que predice cuándo debes cambiarlo. El neumático lleva incorporado un sensor inalámbrico que detecta cuando debe ser reemplazado y lanza el aviso correspondiente. Aunque este caso es algo más complejo que los dos anteriores, de nuevo se llama inteligencia a lo que no lo es, pues para implementarlo basta con un sensor y un dispositivo electrónico sencillo, más o menos equivalente a esos radio-dispositivos que desde hace décadas se incorporan a los animales salvajes para seguir sus desplazamientos y vigilar sus actividades.
  • China sube la inteligencia artificial al espacio. El satélite lleva un software que permite recibir datos desde una aplicación que funciona en un teléfono móvil. Poner software en satélites no es nada nuevo, se hace desde hace muchas décadas. Lo que se ha hecho en este caso es una simple aplicación de comunicación de datos. ¿Dónde está la inteligencia?
Como se verá, lo que ahora llaman inteligente es lo que antes se llamaba automático. Pero claro, la palabra inteligente tiene más gancho, por eso se abusa de ella. En la misma línea, últimamente se tiende a llamar inteligencia artificial lo que antes se llamaba informática.

John McCarthy
Qué es la inteligencia artificial? El término fue inventado en 1956 por John McCarthy, con ocasión de un seminario que tuvo lugar en el Dartmouth College de Hanover, U.S.A. Cegados por los avances recientes que habían tenido lugar en el diseño y construcción de computadoras, los asistentes a ese seminario predijeron que en diez años se dispondría de programas inteligentes capaces de ganar al campeón del mundo de ajedrez, y de otros que realizarían traducciones perfectas entre dos lenguas humanas cualesquiera. El primer objetivo se consiguió, no diez, sino cuarenta años más tarde; el segundo todavía no se ha conseguido (véase otro artículo en este blog).
La definición más aceptada de la inteligencia artificial durante las primeras décadas de su historia fue esta:
Programa de ordenador que procesa información simbólica por medios heurísticos.
Información simbólica es la que no es estrictamente numérica. Por ejemplo, textos; o la representación simbólica de las posiciones de las piezas en un tablero de ajedrez. Medios heurísticos son los que se apoyan en la experiencia, en lugar de usar algoritmos preestablecidos.
Existen dos tipos muy diferentes de inteligencia artificial:
  1. Inteligencia artificial débil: comprende una serie de aplicaciones en las que se ha estado investigando desde hace décadas y en las que se han conseguido avances interesantes. Mencionaré algunas:
    • Demostración automática de teoremas
    • Juegos usualmente considerados como inteligentes
    • Procesamiento de textos escritos en un lenguaje humano (incluye la traducción automática)
    • Reconocimiento de imágenes
    • Sistemas expertos
    • Redes neuronales
    • Agentes inteligentes
    • Aprendizaje automático
  2. Inteligencia artificial fuerte: es la inteligencia artificial propiamente dicha, la construcción de máquinas capaces de competir con el hombre, no en una actividad concreta y determinada (como jugar al ajedrez), sino en muchas. Esta rama de la inteligencia artificial no está todavía a nuestro alcance, aunque los medios, e incluso algún que otro experto, llevan lanzando campanas al vuelo y anunciándola como inminente desde hace treinta años.

En el próximo artículo hablaré de lo que dicen los verdaderos expertos sobre cuándo podemos esperar que se consiga la inteligencia artificial fuerte.

Manuel Alfonseca

7 comentarios:

  1. ¡Cuanto se agradece la delimitacion de términos confusos!

    ResponderEliminar
  2. Dijo un francés - que tú y yo conocimos - que "la inteligencia artificial es lo contrario de la estupidez humana" y por lo que dices, ésta ha progresado bastante y aquélla muy poco.
    Víctor

    ResponderEliminar
  3. Querido Manuel:
    Quiero empezar felicitándote por tus artículos breves de divulgación científica, que leo todas las semanas con interés.
    Hoy escribes sobre un tema que me toca muy de cerca y quisiera matizar algo de lo que dices. Escribes que "medios heurísticos son los que se apoyan en la experiencia, en lugar de usar algoritmos preestablecidos". Aunque entiendo lo que quieres decir, creo que no es muy precisa tu frase, al menos para la sensibilidad de un matemático con interés en la optimización (como soy yo). Simplificando mucho, quizá podríamos decir que detrás de un problema de inteligencia artificial suele haber un problema de optimización. Para resolver un problema de optimización hay, al menos, dos posibilidades:
    1. Utilizar un procedimiento (o algoritmo) exacto, es decir, uno cuya capacidad para resolver el problema se sabe describir con precisión mediante el análisis matemático.
    2. Utilizar un procedimiento (o algoritmo) heurístico, es decir, uno cuya capacidad para resolver el problema no se sabe describir con precisión mediante el análisis matemático, pero que la experiencia demuestra que funciona razonablemente bien.
    En optimización utilizamos métodos heurísticos para resolver un problema concreto cuando no disponemos de métodos exactos para resolverlo o cuando los métodos exactos exigen una potencia computacional de la que no disponemos.
    Como ves, en el fondo digo lo mismo que dices tú. Quizá propondría reescribir tu frase del siguiente modo: "medios heurísticos son los que se apoyan más en la experiencia que en el análisis matemático".
    En todo caso, muchas gracias por dedicar tu tiempo, tu experiencia y tus conocimientos matemáticos y científicos para escribir este interesante blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la aclaración. De todas formas, esto lo toca el cuarto artículo de esta serie sobre la inteligencia artificial, que saldrá a primeros de diciembre, en el que hablaré sobre aprendizaje automático.

      Eliminar
  4. Me gustaría como siempre felicitar al Profesor Alfonseca por su excelente artículo, y yo también estoy con él en ser cautos con las noticias que recibimos sobre los avances en este terreno. Creo, que aún queda mucho, para que ocurra algo, como lo que ocurre en películas como Matrix y Terminator. En cuanto al programa de ordenador que venció a Kasparov, quienes le metieron la información fueron hombres, pero el programa era incapaz de pensar por si mismo, ya que estaba preparado, sólo para contrarrestar los movimientos de Kasparov. Yo pienso en el maravilloso relato de Chesterton "El error de la máquina" esta nunca llegará a ser perfecta, porque el propio hombre no lo es, y por eso fracasará, aunque es una herramienta útil, ya que gracias a ella puedo estar con mi amigo, y tenerle más cerca de mí. Creo, que debemos pensar en la maquina, comouna herramienta muy útil, y que hay que tratar bien, pero nada más. Tenía una amiga, a la que quería mucho, que decía, que los ordenadores eran seres vivos. Yo no lo creo, pero a pesar de que he tenido 5 intento tratarlos con cariño :-). Espero con impaciencia el siguiente artículo del Profesor Alfonseca.

    ResponderEliminar
  5. Debo agradecer tanto el artículo de Manuel como el comentario de Ignacio García Jurado. Es un delicioso ejercicio de significante/significado que me ha hecho disfrutar como amante de mi lengua: el español.

    ResponderEliminar
  6. Otra noticia absurda:

    Movistar incorporará la inteligencia artificial a su televisión en 2018.

    Ahora resulta que "inteligencia artificial" significa comprar on-line, votar on-line y mensajería.

    ResponderEliminar