jueves, 19 de marzo de 2015

¿Está a nuestro alcance la inmortalidad?

Arthur C. Clarke
En 1965 Arthur C. Clarke publicó un cuento corto, titulado Dial F for Frankenstein, que después se publicó en la colección The wind from the sun: stories of the space age. En ese cuento Clarke proponía el siguiente escenario:
Cuando todos los sistemas telefónicos mundiales queden conectados a través de satélites geoestacionarios, el número de componentes de dicho sistema será superior a la del cerebro humano. Como el sistema tendrá acceso a la información contenida en todos los ordenadores del mundo, que estarán conectados a la red, tendremos un sistema muy complejo provisto de una cantidad de información elevadísima. Si la consciencia surge de modo automático de un sistema como ese, dicha red de ordenadores conectados telefónicamente debería ser consciente y, al ser muy superior a cualquier cerebro humano, tomará el control de la Tierra.

Clarke pronosticó con éxito en este cuento con 30 años de antelación lo que hoy llamamos Internet. Han pasado otros 20 años más y no tenemos ningún indicio de que Internet esté tomando el control de nuestro planeta, ni mucho menos de que sea consciente. Por lo tanto, no se ha cumplido la predicción de Clarke de que la consciencia surgiría automáticamente en un sistema así. Parece que la consciencia es algo más que complejidad más información.
Dos años antes, Clarke había escrito otro cuento corto, titulado Playback, que luego se publicó en la misma colección que el anterior. En ese cuento ocurre lo siguiente:
El piloto de una nave espacial ha sufrido un accidente. Cuando vuelve en sí, sorprendido de seguir con vida, va descubriendo poco a poco que en el accidente ha perdido, no sólo los miembros, sino todo su cuerpo, incluido el cerebro. Unos extraterrestres que hallaron los restos de su nave han grabado su memoria, y por tanto su consciencia, le ofrecen construirle un cuerpo nuevo y le piden que lo describa, porque no saben cómo era. Pero la grabación ha sido defectuosa, se va borrando poco a poco mientras el piloto pierde gradualmente la consciencia, y por fin desaparece antes de que puedan ayudarle.
Este cuento de Clarke es parecido al anterior, aunque también es diferente. Según él, si nuestra memoria se grabara en una computadora, la consciencia se asociaría automáticamente con la grabación, por lo que no seríamos más que la información que poseemos. Como hemos visto en el primer cuento, se trata de una hipótesis muy discutible, que dista mucho de haber sido demostrada.
Ray Kurzweil
Sin embargo, hay quienes piensan que el avance científico del segundo cuento está a la vuelta de la esquina, e incluso cuentan con ello para asegurarse la inmortalidad. Ray Kurzweil, por ejemplo, lleva anunciándolo desde hace tiempo. Pero Kurzweil no pone todos los huevos en el mismo cesto. En su libro Fantastic Voyage: Live Long Enough to Live Forever (2004, escrito con Terry Grossman) predice otra forma de alcanzar la inmortalidad: los avances de la Medicina, que hasta ahora han alargado progresivamente la esperanza de vida, están a punto de crecer de forma exponencial. En cuanto la esperanza de vida se alargue a razón de un año por año, la inmortalidad habrá sido alcanzada. Esta predicción se cumpliría, según él, hacia 2035. ¿Tiene visos de realizarse? Veamos las cifras de la esperanza de vida según datos de la ONU, que incluyen también las previsiones hasta el año 2100:
Quinquenio
Mundo
Europa
USA
1980-1985
62,4
71,6
74,3
1985-1990
64
72,8
74,9
1990-1995
64,8
72,6
75,6
1995-2000
65,6
73,1
76,4
2000-2005
67,1
73,8
77,1
2005-2010
68,7
75,3
78,1
2030-2035
73,7
79,2
81,2
2050-2055
76,6
82,0
84,1
2080-2085
80,2
86,0
87,2
2095-2100
81,8
87,9
88,8
Vemos pues que las previsiones de Kurzweil parecen un caso claro de lo que los ingleses llaman wishful thinking. Predice esos avances tan espectaculares, porque quiere que le alcancen a él. Aunque los datos de la ONU predicen que la esperanza de vida seguirá aumentando hasta el año 2100, ese aumento se va decelerando progresivamente en lugar de acelerar, como desea Kurzweil.
En cuanto al segundo sistema de alcanzar la inmortalidad, descargando nuestra consciencia, plantea un problema aún más grande que el primero:
Si no sabemos qué es la consciencia, ¿cómo vamos a descargarla?


Manuel Alfonseca
Artículo basado en parte en mi conferencia sobre
La inteligencia humana y la inteligencia artificial: perspectivas
impartida en el seminario del grupo CRYF, Universidad de Navarra,
y en  parte en una idea sugerida por Carlos Rey.


15 comentarios:

  1. Muy buen artículo Manuel, me ha hecho reír :-)

    Muy interesante la predicción de Arthur C. Clarke sobre la aparición de Internet.

    Efectivamente, una buena pregunta sin resolver es '¿qué es la consciencia?'.

    ResponderEliminar
  2. Es más evidente que en anteriores ocasiones el ánimo provocador del articulista.
    A "vuela pluma" y de menor a mayor "peso específico":
    1. Se escamotea la variable "accidente" en las proyecciones estadísticas.
    2. Se ignora el efecto de inversión de la "pirámide demográfica": ¿nacerá el último niño "inmortal"?
    3. Se confunde "consciencia" [autoreconocimiento en dominio atemporal] con "memoria" [registro de vivencias en dominio temporal retrospectivo]. Naturalmente, el primero incorpora al segundo, pero no al revés.
    4. Se eliden y eluden los conceptos "ánima", "alma", "espíritu", propios de la ontología humana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No entiendo tus críticas.
      1-2. Los datos que he proporcionado son de la ONU y los puedes descargar aquí:
      http://esa.un.org/unpd/wpp/Excel-Data/EXCEL_FILES/3_Mortality/WPP2012_MORT_F07_1_LIFE_EXPECTANCY_0_BOTH_SEXES.XLS
      Contienen la esperanza de vida al nacer para cada uno de los quinquenios, pasados y futuros (estimaciones, en el segundo caso). Incluyen todas las fuentes posibles de muerte, incluidos accidentes. Tienen en cuenta la inversión de la pirámide. En esta dirección tienes muchos más datos al respecto:
      http://esa.un.org/unpd/wpp/Excel-Data/mortality.htm
      Si no estás de acuerdo con los procedimientos estadísticos utilizados, te sugiero se lo hagas saber a la ONU.
      3. Yo no confundo "consciencia" con "memoria". Precisamente lo que digo es que las dos cosas son diferentes. Los que lo confunden son aquellos a quienes critico (empezando por Arthur Clarke y siguiendo por Ray Kurzweil). Lee con cuidado el párrafo que está justo encima de la foto de Ray Kurzweil y dime si te parece que yo defiendo esa postura.
      4. Los conceptos que mencionas, como bien dices, son propios de (cierta) ontología humana. Como estoy hablando de ciencia, no los menciono. Supongo que me concederás la libertad para decidir de qué hablo y de qué no en mis artículos.

      Eliminar
    2. Mi propósito siempre ha sido el debate de ideas, sin la menor intención de molestar.
      Creo percibir en el tono de tu contestación que no lo he conseguido y pido perdón por mi torpeza.
      Pido doble perdón si es que así no fuere, pero, de cualquier forma, no me resulta grato continuar en el dominio a que aquélla me está conduciendo.
      Me retiro, pues, de la arena a las gradas desde donde seguiré interesado tus propuestas en ésta tu casa y siempre que tú lo permitas..

      Eliminar
    3. Supongo que lo del "tono" se refiere a la última frase de mi comentario. Reconozco que puede interpretarse así y pido disculpas. Quizá me movió a ello el "tono" de tu comentario anterior, que me pareció excesivamente agresivo: me acusabas (en el punto 1) de "escamotear" datos (que por cierto no aparecen en la fuente de la ONU) y (en el punto 3) de defender algo que es justo lo contrario de lo que defiendo en el artículo.

      Tus comentarios a otros artículos han servido para mejorarlos, aclarando cosas que quizá no estaban bastante claras. No veo necesario que te retires.

      Eliminar
    4. Muchas gracias, pero creo que es mejor así.

      Eliminar
  3. Copio aquí la entrada de la wikipedia en inglés para la consciencia por si a alguien le pudiera interesar.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Consciousness

    ResponderEliminar
  4. A propósito del tema hace poco estuve leyendo sobre el "conectoma" (mapa de las conexiones entre las neuronas del cerebro) y establecían una hipótesis futurible de la inmortalidad incorpórea (por cierto, base del argumento de la película "Trascendence"). Sería interesante saber lo que pasaría...
    Aunque la pregunta principal sigue sin respuesta: es la consciencia subyacente (previa) a la materia, o la consciencia surge de la materia?
    Creo que Penrose se apuntó a la primera opción, siendo criticado por numeroso de sus colegas, me imagino que porque su razonamiento le llevaba a concluir que existe "algo" más que la materia. Otro problema que deriva de la segunda respuesta a la cuestión es la abolición del libre albedrío, ya que si la consciencia es, a fin de cuentas, producto de la materia, nuestra libertad estaría determinada por ella.
    Un determinismo más... me apunto más a la línea de Penrose.
    Interesante tema. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Penrose y Hameroff popusieron que la consciencia surgiría de fenómenos cuánticos que tendrían lugar en los microtúbulos de las neuronas del cerebro. Yo mismo he publicado este artículo reciente sobre la cuestión: "A model of quantum-von Neumann hybrid cellular automata: Principles and simulation of quantum coherent superposition and decoherence in cytoskeletal microtubules", M. Alfonseca, A. Ortega, M. de la Cruz, S.R. Hameroff, and R. Lahoz-Beltra, Quantum Information & Computation, 15:1&2, pp. 22-36, Jan. 2015.

      Yo no creo que la consciencia surja de los microtúbulos, aunque sí podría ser que interaccionase a través de ellos. Ambas posturas eliminarían la opción determinista, aunque si se reduce la consciencia al indeterminismo cuántico, no veo cómo de ahí podría surgir la voluntad libre. Para que esta sea posible, debe haber algún mecanismo no determinista por debajo, y los microtúbulos podrían proporcionar ese mecanismo.

      Eliminar
    2. Estoy de acuerdo. Gracias por la matización.
      Y una pregunta "no científica": podrían considerarse equivalentes los conceptos de alma y consciencia?

      Saludos

      Eliminar
    3. Según el diccionario de la RAE:
      Alma: 1. f. Principio que da forma y organiza el dinamismo vegetativo, sensitivo e intelectual de la vida. (Esta es la definición de Aristóteles)
      2. En algunas religiones y culturas, sustancia espiritual e inmortal de los seres humanos.
      Las demás acepciones no proceden.
      Consciencia: 1. Propiedad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos esenciales y en todas las modificaciones que en sí mismo experimenta.
      2. Conocimiento inmediato que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones.
      etcétera.
      Así que claramente son conceptos distintos, aunque sin duda están relacionados.

      Eliminar
  5. Jorge López Lázaro1 de abril de 2015, 10:44

    Me llaman la atención los datos de la ONU, primero porque parece que la esperanza de vida en Estados Unidos es menor que en Europa (véase por ejemplo la lista de la CIA con la Unión Europea por encima de Estados Unidos en http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_life_expectancy), y segundo porque parece que en Estados Unidos puede estar ya de hecho disminuyendo (http://www.fa-mag.com/news/what-s-killing-white-women-21003.html).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los datos. En los datos de la ONU no aparece la Unión Europea, sólo aparece Europa y luego país por país. Que la esperanza de vida podría disminuir no lo prevé la ONU, pero claro que podría ocurrir. Mi opinión personal es que es posible, porque cada vez hay más cancerígenos y pesticidas sueltos por el ambiente y los estilos de vida se están deteriorando (aumenta el consumo de drogas, por ejemplo). Lo que pasa es que, como las previsiones suelen dar la esperanza de vida en el momento del nacimiento, los datos que nos están dando ahora no se comprobarán de verdad hasta finales de este siglo.

      Eliminar
  6. Sobre los problemas que plantearia la inmortalidad hace tiempo participe en un programa de radio en el que emitimos una falsa noticia y los alli reunidos tratamos de resolver los problemas de tipo social, cientifico, religioso, economico etc que se plantearia al ser humano ante tal supuesto. La falsa noticia hubo quien la la creyo y luego le sento muy mal que no fuera cierta ... Aqui adjunto un enlace a mi pagina web: http://bioinformatica.net/webpages/radio/podcasting-7.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante. Parece que la credulidad humana sigue siendo muy alta. Recientemente, en relación con el programa que supuestamente pasó la prueba de Turing en 2014, Evan Ackerman comentó:
      "La prueba de Turing no demuestra que un programa de inteligencia artificial sea capaz de pensar. Más bien indica si un programa puede engañar a un ser humano. Y los seres humanos somos muy crédulos."

      Eliminar