jueves, 3 de enero de 2019

Seguimiento de las noticias científicas futurológicas



 En un artículo anterior mencioné que  muchas de las noticias científicas que se publican no son realmente descubrimientos nuevos, sino previsiones de futuro. En otro artículo posterior hice un estudio más completo, analizando 56 revistas de seis años diferentes y comprobando que el número de noticias científicas que podríamos llamar futurológicas parece ir creciendo a lo largo del tiempo, habiendo pasado en poco más de 20 años de una de cada tres a una de cada dos, aproximadamente.
Se me ha ocurrido que sería interesante saber qué ha pasado con esas noticias futurológicas al cabo de algún tiempo. Para cada noticia concreta pueden haber ocurrido tres cosas:
  1. Se ha confirmado la previsión de un posible descubrimiento.
  2. No se ha confirmado, pero se ha abierto un campo de investigación y la noticia en cuestión sigue siendo considerada como posible ciencia futura.
  3. O no se ha confirmado, y la noticia en cuestión ha caído en el olvido.
Estimando que un intervalo de 12 años es un tiempo suficiente para realizar esta revisión, seleccioné 25 noticias futurológicas publicadas en la revista Science News entre enero y abril de 2006, lo que equivale a un total de 11 números de la revista. Cuando se publicaron, todas ellas eran futurológicas, porque sólo planteaban posibilidades utilizando términos como can, could, may, might, suggest y otros parecidos. Dichas 25 noticias pertenecen a los siguientes campos:
  • 9 sobre medicina, incluyendo cuestiones como trasplantes, diseño de vacunas y medicamentos, y el estudio de las causas de las enfermedades.
  • 7 sobre biología y paleontología, con cuestiones como el origen genético de plantas alimenticias, la estructura del sistema nervioso, la función biológica de los priones, la construcción de membranas biológicas y el origen de la vida.
  • 4 sobre tecnología, como el desarrollo de fuentes de energía, materiales, instrumentos ópticos y nanotecnología.
  • 2 sobre astronomía: posible descubrimiento de una nueva clase de estrellas y predicción de tormentas solares.
  • 2 sobre físico-química: superconductividad y purificación de mezclas.
  • 1 sobre psicología, sobre cómo aprendemos.
¿Qué ha pasado con ellas después de este tiempo? Esto es lo que he intentado descubrir, realizando búsquedas en Google sobre los temas correspondientes:
  1. Cinco de las noticias (20%) desaparecieron totalmente. Nunca se volvió a oír hablar de ellas (o al menos yo no las he encontrado). Entre estas noticias está la de un posible avance en superconductividad, la del aprendizaje, la que se refiere a la estructura del sistema nervioso, otra que tiene que ver con el cáncer, y la relacionada con el origen de la vida.
  2. Otras seis noticias (24%) se han confirmado. Por ejemplo, han sido aprobadas una vacuna contra la gripe H5N1 y el uso de un medicamento; se ha confirmado la relación entre la hormona del apetito y la memoria, el papel de los priones en el desarrollo de las células madre, y la existencia de un tipo nuevo de estrellas de neutrones (púlsares); finalmente hemos aprendido a construir un nuevo tipo de material cerámico a partir de la madreperla.
  3. Las otras 14 noticias (56%) siguen como campo abierto de investigación, o sea, continúan siendo futurológicas. Es curioso que en algunos de estos casos (al menos dos) no he logrado encontrar en las publicaciones modernas (algunas son del 2018) referencias a las que despertaron mi interés por el asunto, que son del 2006.
Mi conclusión: en 12 años sólo se ha podido confirmar una de cada cuatro noticias futurológicas. Si el porcentaje de estas noticias se aproxima ahora al 50% del total, y se confirma posteriormente en una proporción tan pequeña, el análisis estadístico del proceso hace prever que en 25 años, si las tendencias siguen como hasta ahora, dos terceras partes de las noticias científicas nuevas serán futurológicas. ¿Significa eso que el avance de la ciencia está empezando a ralentizarse?

Hilo Futurología: Anterior Siguiente
Manuel Alfonseca

2 comentarios:

  1. En primer lugar, como lector mudo de este blog durante ya dos años, me gustaría felicitarle, con cierto retraso por mi parte, la Navidad y el año nuevo. El verdadero regalo es un blog como este al que muchos habremos llegado causalmente, acosados por las grandes preguntas de la vida.

    Al hilo de su artículo, no creo que la ciencia esté ralentizadose, sino que mas bien nuestra afición a plantear hipótesis disparatadas siempre ha llevado mucha ventaja al avance científico. Es más, cuanto más deprisa se desarrolle la ciencia más aventuradas serán nuestras especulaciones futurologicas, y por tanto más erróneas.

    Curiosamente, me vengo encontrando durante un tiempo noticias "científicas" sobre la demostración de la inexistencia del libre albedrío, cayendo muchas veces en una especie de determinismo neurofisiologico, particularmente apoyándose en los experimentos de Libet. ¿Cree que, si bien ya se ha tocado varios aspectos del problema de la libertad en el blog, sería conveniente un artículo en torno a estos experimentos?

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por su interés y elogios. Dentro de este mes tengo programado un artículo comentando un libro que trata de estos temas que propone.

      Eliminar

Por favor, no ponga Anónimo o Unknown como origen del comentario. Ponga cualquier nombre, o al menos diga dentro del texto de quién se trata (no tiene que ser su nombre y apellidos). Si todos pusieran Anónimo o Unknown, no sabría si estoy hablando con una persona o con varias.