jueves, 6 de junio de 2019

¿Viviremos 500 años?



James H. Schmitz
Hace unos años, especialmente en 2015 y 2016, empezaron a surgir noticias en los medios de comunicación de masas que anunciaban la inminencia de que nuestra esperanza de vida suba de forma desmesurada, por lo que pronto alcanzaremos la inmortalidad. Por entonces escribí en este blog tres artículos (este, este y este) en los que me declaré escéptico respecto a esas previsiones. En otro artículo, publicado también en 2016, distinguí entre dos conceptos muy diferentes:
  • Esperanza de vida: la duración media de la vida humana. Aunque depende de la edad de la persona, usualmente se da el dato que corresponde al momento del nacimiento. La esperanza de vida ha ido creciendo progresivamente en los últimos siglos, debido sobre todo a los avances de la medicina, aunque los datos actuales de la ONU parecen indicar que ese aumento está disminuyendo.
  • Longevidad: la duración máxima de la vida humana. Su valor parece aproximarse a los 120 años, y no se nota ningún aumento significativo en las últimas décadas. De hecho, sólo hay dos personas de las que se pensó que habían rebasado esa longevidad, el japonés Shigeziyo Izumi y la francesa Jeanne Calment, pero ambos casos están actualmente en duda. Al primero se le quitó el título de hombre más longevo del mundo cuando se descubrió que su fecha de nacimiento podría corresponder en realidad a un hermano suyo del mismo nombre mayor que él, que murió bastante joven. En el caso de la francesa, existe un controvertido estudio ruso que propone que su hija habría intercambiado su identidad por la de su madre cuando murió esta, supuestamente en 1934.
La empresa Google ha dado pábulo a la idea de que no tardaremos mucho en vivir 500 años por lo menos, e incluso que seremos inmortales. No es extraño, puesto que Ray Kurzweil, uno de los defensores más conocidos de esa teoría, trabaja para Google. La cifra ha quedado en la mentalidad popular, y de vez en cuando alguna persona más o menos científica la saca a relucir. ¿Será posible? Probablemente no, pero el asunto proporciona titulares con gancho, y por eso los medios difunden estas cosas con alegría. Al fin y al cabo, la leyenda de la fuente de la eterna juventud que prolongaría indefinidamente la vida es muy antigua; se remonta por lo menos a Herodoto.
Fiódor Dostoievski
James H. Schmitz es un escritor de ciencia-ficción que publicó numerosos cuentos y algunas novelas de ese género literario entre 1943 y 1974. Muchas de sus historias tienen lugar en un futuro muy lejano y en una federación galáctica llamada The Hub. En particular, en su novela corta The Tuvela, también conocida por otro título alternativo con sugerencias de Dostoievski, The Demon Breed (La estirpe demoníaca), plantea la cuestión de la longevidad de la especie humana en el futuro lejano. Dice que para entonces se habría alcanzado una longevidad máxima de unos 200 años, y se pregunta por qué no se ha avanzado más en esa línea de investigación. Al parecer, el gobierno galáctico no está interesado en prolongar la duración de la vida humana:
...aunque la Federación no se opone a la investigación sobre la longevidad, no la apoya activamente. Se podría decir que la tolera.
Esta es la posible explicación:
...es evidente que nuestros instintos no favorecen que nuestra vida sea indefinida... Un número notable de mis asociados anteriores abandonaron los tratamientos, simplemente porque se olvidaron de hacer, o se negaron a hacer, las cosas relativamente simples que hay que hacer para seguir estando vivo. Era como si hubieran decidido que el asunto no era lo suficientemente importante y que no podían tomarse esa molestia... Nuestros instintos aceptan el ciclo de la vida y la muerte, aunque nos opongamos conscientemente a ello. Trabajan para la especie. El individuo tiene importancia para la especie sólo hasta su madurez. Los instintos lo apoyan hasta que ha tenido la oportunidad de transmitir su contribución genética. Entonces comienzan a desmontarlo.
O sea que, según Schmitz, no tenemos interés por vivir más porque nuestros instintos se oponen a ello, porque sería perjudicial para la especie. Es evidente que esta explicación es muy discutible, pero como pasa a menudo con la ciencia-ficción, es una idea interesante que mueve a pensar las cosas en profundidad.

Hilo ¿Qué es la inmortalidad?: Anterior Siguiente
Manuel Alfonseca

9 comentarios:

  1. Este es uno de los aspectos más tratados en la ciencia ficción actual en base a "conciencias" con copias de seguridad, con vida en sistemas virtuales y transferibles a nuevos cuerpos. Parece cada vez más claro que el cuerpo es la mayor limitación del ser humano en este tema. Hasta ahora una conclusión común a todas las aproximaciones es que el tiempo es el mejor remedio a los males. Es preferible que los males tengan un final, que el prolongar la conciencia indefinidamente.

    ResponderEliminar
  2. Buuufff mucho... ¿A qué edad seria la jubilación?¿y las hipotecas?¿a 300 años? Entonces ¿cuánto pagariamos en intereses?¿bajaria la cotizacion de las acciones de Funespaña?¿y el sistema económico? El sistema de bienestar social ¿como se financiaria? Hace años participé con dos colegas en un programa ficción de radio en el que engañamos al público oyente con la noticia de que era posible la inmortalidad con un "nuevo medicamento". Las conclusioens del programa fueron demoledoras. Aqui pongo el post por si alguien esta interesado en los problemas que tendria la humanidad si fueramos inmortales: https://cuonda.com/universo-paralelo/159-el-ser-humano-inmortaleternamente-juntos-200114-universo-paralelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres Rafa, ¿no? (No pusiste ningún nombre). Interesante programa, digno de Orson Welles.

      Eliminar
  3. Leí hace pocos días que en un congreso sobre el transhumanismo, una gerontóloga de Harvard afirmó que ella veia posible conseguir que una parte importante de la población llegue al límite de longevidad, ella lo situaba sobre los 115 años, pero que ír más allá lo veia no solo dificilísimo sinó casi indeseable.

    ResponderEliminar
  4. El mayor problema si aumenta mucho la esperanza de vida, es la demografía. Vivir más años significa tener más hijos, aunque solo sea por aburrimiento, hijos que también serán longevos.

    Si, además, estamos por acabar con la pobreza, el planeta se quedaría sin recursos en poco tiempo. La Naturaleza tiene sus propias leyes para gestionar los excesos de población, y a la especie humana no se le da muy bien imponer las suyas propias. Seguramente habría muchas guerras, y al final, acabaríamos viviendo lo mismo o menos.

    ResponderEliminar
  5. Biológicamente -- probablemente es posible. Pero como sociedad no. Cualquier aumento de la longevidad más allá de la segunda generación lleva concentración de los recursos en la generación mas vieja y asfixia de las siguiente. El famoso experimento de Calhoun (mouse paradise) y los consiguientes replicas, modelos y análisis lo muestran claramente. Si vivimos 500 años esto significa que vamos a vivir unos 4 generaciones como especie. Bueno, ya se nota la concentración de recursos en las generaciones que no podrán tener descendentes de forma natural y la decadencia demográfica de los países desarrollados.

    ResponderEliminar
  6. En sus novelas sobre robots -creo recordar que en particular en El sol desnudo- Isaac Asimov da un interesante argumento contra la longevidad, parecido a lo que ya habéis dicho: produciría un estancamiento cultural-tecnológico, al impedir el pleno desarrollo de las generaciones más jóvenes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esa novela Asimov también previó uno de los efectos negativos de la tecnología: aislar a las personas unas de otras. Los habitantes de ese planeta no permiten que nadie se acerque a ellos, excepto a través de vídeo-conferencia.

      Eliminar
  7. Yo la verdad. Antes de preguntarnos, si vamos a vivir todo ese tiempo. Cosa, que dudo muchísimo (horrores), va a ser la calidad de vida con lo que lo hagamos. Ahora, ya no se imnsiste en que la gente viva mucho, que es la utopía trashumanista, sino que además de eso tenga calidad de vida. Después de lo que hemos visto con esa chica holandesa tengo mis dudas de qué se nos permita vivir ese tiempo, y más cuando hay posturas inaceptables a cerca de la sobrepoblación que dicen, que somos muchos. Parece ser, que si eso es posible, sólo será para los ricos, muy ricos. Yo, creo, que al final todos hemos de morir, que no puede existir lo infinito en un mundo finito. Este caso ya lo trata Jonathan Swift en su novela "Los viajes de Gulliver" cuando Gulliver conoce a los inmortales se alegra, porque cree que va a vivir para siempre, pero le reprenden diciendo, que sólo tienen vida activa hasta los 80 años. Lo mismo le pasó a la sibila de Cumas que pidió vivir 1000 años, pero los vivió sin calidad de vida arrastrándose por los suelos. Es curioso, que los que nos prometen estos disparates sean los mismos favorables a las teorías de la sobrepoblación y favorables a la eutanasia, y la anticoncepción. De ahí, que piense que sean esos plutócratas los que hayan pensado en ese sueño quimérico para ellos mismos. Con todo no podrán vencer a la naturaleza.

    ResponderEliminar