miércoles, 3 de septiembre de 2014

Precariedad de las teorías científicas

Respecto a las teorías científicas, es bueno mantener cierta dosis de escepticismo. No se trata sólo de que estas teorías sean siempre simples aproximaciones que se van afinando con avances sucesivos, como pasó con la gravitación de Newton y la relatividad general de Einstein, caso citado en un artículo anterior. También es posible que una teoría científica, después de décadas, siglos o incluso milenios de dominio total, resulte ser simplemente errónea. Esto ha ocurrido tantas veces en todas las ciencias, que no es malo recordarlo con una muestra de algunos de los casos más señeros.
·         En astronomía, la teoría de la quintaesencia de Aristóteles, que sostenía que los cuerpos celestes no están hechos de la misma materia que los de la Tierra, fue la teoría estándar durante casi dos mil años.
·         En matemáticas, el problema de la cuadratura del círculo con regla y compás acaparó esfuerzos durante siglos, hasta que se demostró que no tiene solución. A pesar de ello, los aficionados siguen intentándolo, pero al menos los profesionales ya no tienen que perder el tiempo con las supuestas demostraciones que les presentan regularmente.
Lavoisier
·         En química, la teoría del flogisto, que dominó durante casi un siglo, trataba de resolver el problema de la combustión suponiendo que un cuerpo que se quema pierde una parte de su sustancia (el misterioso flogisto). La realidad resultó ser precisamente la opuesta. En lugar de perder flogisto, los cuerpos que arden absorben oxígeno, como demostró Lavoisier a finales del siglo XVIII.
·         En física, durante casi medio siglo, a finales del siglo XIX, nadie dudó de la existencia del éter, una sustancia misteriosa, con propiedades extrañas, que debía servir de soporte para el desplazamiento de las ondas electromagnéticas. A principios del siglo XX se llegó a la conclusión de que tal éter no existe.
·         En biología, a mediados del siglo pasado, todo el mundo estaba convencido de que los ojos compuestos de los insectos dan lugar a una forma de visión extravagante, una especie de mosaico de numerosas imágenes casi idénticas, repetidas. Este convencimiento afectó incluso al cine, donde la película de ciencia-ficción La mosca (1958) presentaba una imagen espectacular de la visión de un hombre con cabeza de mosca adaptada a esa teoría. Hoy se piensa que los insectos ven como nosotros, pues su cerebro integra las diversas imágenes en una sola, igual que hace el nuestro con las de los dos ojos.
·         En medicina, que a veces parece más un arte que una ciencia, estas cosas han ocurrido mucho más a menudo. Pensemos que hace 50 años se decían cosas como estas:
o   El pescado blanco es mucho más sano que el azul.
o   El aceite de semillas es más sano que el de oliva.
o   Lo mejor con el vino es abstenerse por completo.
Hoy, como todos sabemos, los médicos dicen exactamente lo contrario.
Quizá los científicos del futuro lleguen a la conclusión de que algunas de las teorías de las que hoy estamos tan orgullosos fueron tan errónea como éstas. Esto puede ocurrir especialmente con esas teorías físicas que, años después de haber sido propuestas, siguen sin comprobación experimental:
  •          La teoría inflacionaria del Big Bang.
  •          La teoría de cuerdas (string theory) y su derivada, la teoría M.
  •          Las teorías del multiverso: hay al menos seis, diferentes e incompatibles.

El mismo artículo en inglés
Manuel Alfonseca

3 comentarios:

  1. Con el ánimo de esclarecer, no de molestar.Muchas personas ven la Ciencia como algo acabado y perfecto, esa Ciencia existe pero es muy pequeña. Yo veo la Ciencia más bien como un Proceso en Evolución donde algunas “Hipótesis” no Teorías (la categoría de Teoría ya implica cierto grado de comprobación), se estancan, otras se descartan, otras se modifican y unas pocas se ratifican con bastante probabilidad. Es un error “No Considerar los Resultados Negativos de muchas investigaciones” e incluso muchas de ellas no llegan a publicarse porque su resultado es negativo. Toda investigación, si está metodológicamente bien realizada, es científica y deberían publicarse sus resultados, que sean positivos o negativos, son “Resultados Científicos”. También nos equivocamos al considerar las Hipótesis Descartadas como algo negativo. La Historia de la Ciencia tiene tantos casos de Hipótesis abandonadas que con el tiempo se modificaron y retomaron, demostrando encerrar grandes verdades, como de Hipótesis completamente fracasadas y definitivamente descartadas.
    En mi modesta opinión, Ud. menciona algunas en este trabajo. Intentaré explicarme. La explicación del porqué una misma investigación científica hecha/repetida en cualquier laboratorio, universidad, país o en cualquier lugar del cosmos “debe dar resultados iguales”, está argumentada filosóficamente con la llamada “Ley de Unidad del Mundo” y esta Ley de Universalidad de todas las leyes, a su vez se soporta en el argumento filosófico de que todo el Universo se formó desde un “Principio Único y Común” que denominaron “Esencia”. La gran mayoría de los filósofos griegos “Postularon Esencias”. No sé bien por qué Aristóteles solo le había dado importancia a 4 (Tierra, Agua, Aire y Fuego), cuando me imagino que su antiguo alumno y luego conquistador Alejandro, le debe haber informado que en la India tenían una Quinta-Esencia (el Éter). Pero el Éter filosófico, además del nombre, poco tiene en común con el Éter de los físicos, a no ser que supuestamente “ocupa el espacio interestelar, aparentemente vacío” (en lo que es muy parecido a la “Esencia” que los egipcios llamaron Nun y que luego fue retomada por Pitágoras y convertida en su “Esencia Numérica”). La idea principal detrás de todas estas “esencias invisibles”, es que hay algo sutil-esencial que lo forma “todo” y que se intercambia entre los cuerpos físicos y químicos durante sus transformaciones, algo mal definido en aquellas épocas y que hoy día conocemos como “energía”. Creo que la Hipótesis del Flogisto (y también la del Calórico) iban en esa dirección y que gracias a todas ellas y a varias otras que ni siquiera se recuerdan, hemos llegado a nuestro “Esencia Energía” y a nuestra Unidad del Mundo, perdón, nuestro Principio de Conservación de la Energía”. Por cierto, en el “Espacio Etéreo” que los antiguos entendían “Pleno o Completamente lleno”, la Ciencia supone ahora que está lleno de “Energía Oscura” (dicen que el 90% de toda la que existe en el Universo). MM

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero comentar Es un error “No Considerar los Resultados Negativos de muchas investigaciones” e incluso muchas de ellas no llegan a publicarse porque su resultado es negativo.

      No solamente pasa esto, sino sobre todo en las investigaciones de laboratorio de química, biología y similares, no se dice las veces que tuvieron que repetir un experimento o una técnica. Recuerdo un evento científico que participe y un científico italiano, presentaba un trabajo sobre mapa genético y dijo a modo de introducción, que cuando empezó la investigación llego un momento que pensó que no tenia capacidad para esa tarea y abandonar, pero se le ocurrió visitar y comunicarse directamente con algunos autores de trabajos publicados sobre el tema y comprobó que todos pasaron por lo mismo que el, lo que pasa que nadie habla de eso. Personalmente me ocurrió a mi en los años 80, con una técnica para determinar desnutrición subclínicas, cuando fuimos a probar escogimos niños bien nutridos y nos daban positivos, lo que nos hizo dudar y después de tiempo repitiendo y repitiendo, decimos ir a ver a una colega conocida y autora de varios trabajos con dicha técnica y cuando solo articule algunas palabras comenzó a reírse, lo cual me molesto muchísimo aunque no dije nada pero ella rápidamente, me dice con gesto de aprecio, no te pongas bravo por mi sonrisa, simplemente que a mi me paso lo mismo, y me dio la clave del detalle. En fin . en menos de 3 min tenia una respuesta que tardo mucho tiempo y recursos. Raul Marrero Pérez

      Eliminar
  2. Quisiera ahondar algo en ideas relacionadas con mi anterior opinión.
    La Filosofía es la “Madre de todas las Ciencias”, tanto de las Ciencias Formales (Lógica y Matemática), como de las Empíricas o Experimentales (Física, Química, Biología, etc.), incluso de las Ciencias Sociales y Morales. Las Ciencias Formales estudian lo Espiritual/Mental y las Ciencias Empíricas estudian lo Sustancial/Material.
    Han sido Propuestas muchas “Esencias Únicas” tanto “Espirituales” como “Materiales”. Entre las Espirituales destacan el Nun (egipcio), el Akash/Éter (védico), el ¿? (medo), el Ápeiron (griego), el Número (griego), la Quintaesencia (¿griega?), etc. Aunque con diferentes nombres y distintas expresiones, todos parecen describir una “Hipotética e Invisible Realidad, la Unidad Cósmica—Universal, oculta en Todas las Cosas”. Entre las Esencias Materiales o Naturales/Físicas y más perceptibles, estaban el Fuego, el Aire, el Agua y la Tierra.
    Dejo fuera del “concepto estricto de Esencia”, los planteamientos de múltiples y coexistentes elementos o sustancias que componen todo, a los 4 elementos de Empédocles y a los Átomos propuestos por Leucipo/Demócrito y defendidos por Epicuro, ya que estos aunque cumplen la condición de ser elementos comunes a todo lo demás, se diferencian y separan de los anteriores en que “son múltiples” y no cumplían el Criterio de “Unidad Única” y común para Todo.
    Yo me posiciono claramente con los verdaderos Esencialistas/Unicistas, y sin negar que existan Múltiples Elementos y Partículas, me declaro “conceptualmente” Anti-Atomista si ello implica la existencia de más de un tipo de átomo o sub-partícula. Además, estoy convencido que el único candidato creíble para “Átomo como Esencia” es el Planck y los verdaderos científicos saben que este posible átomo está fuera de su alcance empírico-experimental, pues todas las falsas “sub-partículas elementales” que hoy en día conocemos, son millones de veces más grandes que el Planck.
    Entre los círculos científicos también existen los equivalentes a Politeístas y Monoteístas. Los Multi-Atomistas son como los Politeístas de la ciencia y los Holistas/Unicistas son la forma Monoteísta de la ciencia. MM

    ResponderEliminar