jueves, 27 de abril de 2017

La Verdad y el sincretismo New Age

¿Qué es la verdad? —preguntó Pilatos. Todavía seguimos preguntándonoslo. Actualmente existen corrientes filosóficas que llegan a negar la existencia de la verdad o la posibilidad de conocerla. Sin embargo, la ciencia tiene por objeto el descubrimiento de la verdad, y el hecho de que la tecnología funcione parece indicar que los descubrimientos científicos de los últimos siglos, que han hecho posibles los avances tecnológicos, tienen que representar, al menos en parte, la verdad sobre el mundo que nos rodea.
Existen distintos tipos de verdad:
  • Verdad científica: Es un hecho incontrovertible que la radiación cósmica de fondo existe. Pero las teorías con las que actualmente intentamos explicar su existencia podrían no ser ciertas o ser incompletas. Las teorías científicas se validan en función de los hechos que predicen o que explican. Así, la Relatividad General de Einstein se considera más próxima a la verdad (o a la realidad) que la teoría de la Gravitación de Newton, porque explica los mismos hechos que esta y algunos más.
  • Verdad filosófica: La teoría hilemórfica de Aristóteles puede ser discutible, pero afirmaciones como que existe algo, mientras la nada no existe, son indiscutibles. Las teorías filosóficas se validan en función de la evidencia de sus axiomas o puntos de partida (como cogito ergo sum) y de la validez de sus razonamientos.
  • Verdad teológica o religiosa: Si Dios existe, ¿podemos afirmar algo de Él? En el mundo hay muchas religiones (una de ellas se llama ateísmo). ¿Qué tienen que ver con la verdad? El estudio de la verdad religiosa es muy diferente al de la verdad científica o filosófica; se apoya en análisis de textos, estudios históricos, y sobre todo en la fe. Por eso, aunque en un momento dado suele haber una sola o muy pocas teorías científicas, así como unas cuantas teorías filosóficas, normalmente coexiste un número relativamente grande de religiones. Hablaremos de esto en el resto del artículo.
A la vez que hoy se niega la existencia de la verdad, hay cierta tendencia a afirmar que todas las religiones son verdaderas y que deberíamos fundirlas entre sí (sincretismo). Respecto a esto, voy a resumir mi opinión en unas pocas afirmaciones:
  1. Casi todas las religiones tienen algún elemento de verdad. Es raro que haya religiones o cuerpos de doctrina absolutamente falsos.
  2. Ninguna religión posee toda la verdad. De hecho, poseer toda la verdad es imposible para el hombre en cualquiera de sus campos: científica, filosófica o religiosa.
  3. No todas las religiones se acercan igual a la verdad. Con otras palabras: hay religiones más verdaderas que otras. La afirmación de que todas las religiones son igualmente verdaderas es absurda. Sería lo mismo que decir que todas las teorías científicas son igualmente verdaderas.
  4. Si dos teorías parten de o llevan a dos afirmaciones contradictorias, una de ellas tiene que ser falsa. Toda la ciencia y toda actividad racional se basa en esta afirmación. Por lo tanto, si dos religiones parten de afirmaciones contradictorias (como Dios existe y Dios no existe) una de ellas tiene que ser verdadera y la otra tiene que ser falsa.
Durante los años setenta surgió en Occidente un movimiento religioso sincretista llamado New Age, una especie de cajón de sastre de ideas provenientes de orígenes muy diversos, como el Cristianismo, el Hinduismo, el Budismo, la Teosofía, la filosofía de Swedenborg, el panteísmo a lo Spinoza, el buen salvaje de Jean Jacques Rousseau, y otras muchas fuentes. En general, sus partidarios identifican a Dios con el Universo y afirman que todos los seres humanos forman parte de la divinidad y deben realizarse a sí mismos, fortaleciendo su yo para conseguir su propio bienestar.
Los elementos seudo-cristianos del movimiento New Age han llevado a muchos a dejarse engañar por las apariencias y a adoptar alegremente los postulados del movimiento. Un ejemplo de ello es el auge que han tenido algunas publicaciones claramente New Age, que han sido adoptadas como libros de cabecera o de catequesis por muchos cristianos practicantes. Citaré dos:

  • Jonathan Livingston Seagull (Juan Salvador Gaviota), de Richard Bach: Presenta alegóricamente a Cristo como una gaviota budista, que niega que su divinidad sea única y afirma que todo ser humano (en su caso toda ave) puede conseguir todo lo que desee, sin más que proponérselo. Para completar la engañosa apariencia cristiana, su principal seguidor se llama Pedro Pablo. Como antídoto de este libro propongo este otro, que presenta el mensaje cristiano de forma alegórica a través de una sociedad de aves: Godhanger, de Dick King-Smith (autor de The sheep pig, adaptada al cine con el título Babe, el cerdito valiente).
  • The knight in rusty armor (El caballero de la armadura oxidada), de Robert Fisher: Bajo capa de ayudar a las personas a conocerse a sí mismas y aumentar su auto-confianza, este libro presenta de forma casi explícita la visión New Age. Quizá pueda ser útil para quien esté hundido en las profundidades de la desesperación, pero no hay tantos en esa situación. Creo que el éxito del libro se debe a que dice, no lo que la gente necesita escuchar, sino lo que quiere oír.
Manuel Alfonseca

9 comentarios:

  1. Francisco Javier García Alonso27 de abril de 2017, 2:41

    Una observación, para creer que existe Dios no es necesario lo que los católicos llamamos fe, basta la razón. Al menos eso afirma la tradición católica desde san Pablo al Catecismo.
    Cuestión diferente es que idea de Dios se tenga, o si en este momento el camino hacia Dios sea más difícil que hace años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre el uso de la razón para llegar a la existencia de Dios, uno de mis artículos de mayo estará dedicado a Alvin Plantinga.

      Eliminar
  2. Opino que utilizamos una única palabra ("verdad") para dos asuntos esencialmente diferentes:

    1. Una "verdad" científica permanecerá como verdadera hasta que la Naturaleza la contradiga

    2. Una "verdad" religiosa no será verdadera mientras no haya un observador que la considere como tal

    En el primer caso, 'el juez' es la Naturaleza; en el segundo, 'uno mismo'.

    En el primer caso, la Naturaleza dirá ¡BASTA! (nuevas observaciones contradicen la -hasta ese momento- verdad científica)

    En el segundo caso, la persona dirá ¡VALE! (mis últimos razonamientos / sentimientos / convencimientos me permiten aceptar la -desde este momento- nueva "verdad" religiosa).

    Gracias, Manuel, por ayudarnos, como siempre, a reflexionar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Según mi artículo, hay una tercera forma de verdad, la filosófica. Por otra parte, todas las formas de verdad coinciden en ciertas cosas, como por ejemplo, el principio de no contradicción.

      Eliminar
  3. A este blog le urge la opción de compartir por WhatsApp...

    ResponderEliminar
  4. Un placer leerle, Manuel. Varios apuntes. Me atrevería a añadir otro tipo importante de verdad, la factual y que considero absoluta, pues se basa en hechos ocurridos. El problema está en demostrar que hechos históricos ocurrieron a través de su documentación.
    Por otra parte, su segunda afirmación (ninguna religión posee toda la verdad), opino que no tiene necesariamente que ser cierta.
    Por último, señalar el libro "autobiografía de un yogui" de Paramahansa Yogananda. Las referencias a las similitudes en la vida de Cristo y la tradición yogui son constantes, de hecho afirma que Cristo era un yogui que aprendió la disciplina en la India durante los años en los que no se sabe prácticamente nada de su vida. Vaya usted a saber.
    Un saludo
    Alfredo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a) Cierto, existe también la verdad histórica, pero no se basa en el razonamiento deductivo e inductivo, sino en el abductivo, como indiqué en otro artículo de este blog: http://divulciencia.blogspot.com/2015/10/vivir-o-el-poder-de-la-abduccion.html. De todos modos, el principio de no contradicción también se aplica en este caso.

      b) ¿Supone usted entonces que hay alguna religión que lo sabe todo? Yo creo que no, lo más que llegan a afirmar es que sabemos todo lo que Dios ha querido revelarnos, pero eso no es lo mismo, ni mucho menos, que afirmar que lo sabemos todo.

      c) Puesto que todos las experiencias místicas tienen elementos en común, también se podría afirmar que Santa Teresa o San Juan de la Cruz pasaron tiempo en la India aprendiendo el yoga. En esos casos, sin embargo, sería difícil sostenerlo, pues se sabe lo que les pasó durante casi toda su vida. Este tipo de afirmaciones sacan un libro de la categoría de ensayo y lo convierten en ficción.

      Eliminar
    2. Hombre, digo yo que no podemos eliminar la posibilidad de que alguna religión, pasada, presente o futura, acierte en su explicación de la existencia. Aunque sean los pastafaris. Personalmente creo que no hay ninguna en la actualidad pero, obviamente, sólo es una opinión.
      Y sí, el libro al que me refiero está más cerca de La guerra de las Galaxias que de una biografía demostrable, pero me pareció un buen ejemplo de un documento "pre-new-age" que intentaba combinar religiones.
      Un saludo!

      Eliminar
  5. La verdad es tal como el AMOR---=IGUALES=.-TOMO MI LIBRO DE ESTUDIOS PSICOLOGÍA ESPIRITUAL Y HUMANA--Y, miren lo que encuentro en ello-"Dentro de la psicología mental existe un desarrollo que en los encarnados, aunque desconocen, no lo pueden evitar.-No es que la verdad sea mejor o peor, o que hubiera influencias que pudieran deformarlas; ella es categóricamente una ley, a la cual no se puede variar bajo ningún concepto, ni aún en aquellos, en que fundamentalmente hubiera que hacerlo para evitar un peligro mayor.-El sexto sentido tiene mucho de asimilación de este principio y si no se han desarrollado màs, es porque el conocimiento de su existencia quedò relegado a pràcticas puramente casuales o teòricas; no se considerò como una ley universal de la cual depende un importante factor que es la convivencia y relaciòn directa con la otra parte que da acciòn positiva a la material: la espìritual...Es ignorancia sostener que no existe nada, màs allà de la muerte; que todo ello , en el orden general, no son màs que divagaciones de donde la mente y el criterio quedan relegados a escasas perspectivas de experimentaciones caprichosas dentro de prejuicios, por no tener fundamento en el sentido práctico y humano.-Si el análisis dice, que todo emana de algo cuya razón de ser tuvo origen---ignorado o no----en otras esferas que no es la material, y que todos concuerdan en ello, en los momentos de dolor, de felicidad de inspiración o de remordimiento, por transgredir las leyes superiores, en elevarse a la eternidad, al Mas Allá, a Dios, ¿cómo pueden negar entonces lo que a simple vista y como un deseo no involuntario, se desprende en todo instante como si el amparo, la protección y la defensa no dependieran sino de hilos invisibles que llevan un contacto a esos lugares donde la ayuda ya se cree segura?...En ese lugar profundo, magnifico e inteligente que es la mente, se halla radicada toda esta acciòn, cuya voluntad sirve de apoyo para el movimiento y el libre albedrìo.-¿ PERO CUÀL serà el resultado de una negaciòn completa de los sentimientos del "yo" que anula el sexto sentido, dejándolo huérfano de la principal fuente de donde y las inspiraciones bienhechoras que lo hacen útil-
    y eficaz dentro del cumplimiento de sus obligaciones o deberes establecidos, ya en ese orden y dentro de esta causa.-El sexto sentido desarrolla una capacidad mental que como un eslabòn fluidico llega a los Mundos superiores, donde recoge la sabia benefactora, que asì transmitida, hace que el ser, combatiendo su error, viva para un progreso positivo que se refleja en la materia y que adquiere para su perfección.- El Ser en condición humana no rechaza esta verdad tan positiva; es el Mundo Espiritual equivocado cuya rebeldía no puede quedar desconocida, el que trama, como una venganza tardía y funesta , la destrucción del género humano; cree que al difundir equivocadas ideas lo aislara en su materia y legándole de todo contacto con su parte etérea, va a conseguir dominarle y destruirlo haciéndolo un esclavo de sus propósitos...( Bien hasta aquì el propòsito de mi comentario a tan hermoso tema...Seguimos Adelante.Atte, Gerson

    ResponderEliminar