jueves, 13 de enero de 2022

Derechos de autor y libros electrónicos

The same post in English

En otros artículos he hablado del caos de los derechos de autor y de los libros electrónicos, piratas o no, que pueden descargarse gratis de Internet. En este artículo voy a añadir algunas ideas mías al respecto.

  • En la actualidad, la Unión Europea y los Estados Unidos aplican la norma de que los derechos de autor duran hasta 70 años después de la muerte del autor, o sea, casi tres generaciones. Como los autores suelen morir en la actualidad en edades bastante avanzadas, eso significa que los derechos sobre sus libros duran hasta la cuarta o la quinta generación después de la suya. ¿De verdad creen ustedes que los tataranietos y sus hijos deben seguir cobrando derechos de autor por lo que hizo un antepasado remoto?
  • Es evidente que el objetivo de esta duración tan larga no es beneficiar a los autores, sino a las editoriales, muchas de las cuales son muy poderosas, dominan medios de comunicación de gran difusión, y los utilizan para presionar a los gobiernos para que alarguen la duración de los derechos de autor en su beneficio, extendiéndolos hasta alrededor de un siglo. Me parece un abuso, y los gobiernos no deberían haber cedido ante esas presiones. Considero que los derechos de autor deberían perderse, lo más tarde, 25 años después de la muerte de su autor.

Veamos cómo se distribuyen los costes de la edición de un libro en el caso de los libros de papel:

  1. Por un lado, hay costes fijos, que no dependen del número de páginas ni del número de ejemplares del libro, como el coste de la administración de la editorial, el pago a mano alzada al ilustrador (si lo hay), etcétera. Llamémosle x.
  2. Por otro lado, están los costes variables: papel, tinta, amortización de las máquinas de impresión, revisión y maquetado del texto, composición, almacenaje, etcétera. Llamaremos y al coste por página del libro.
  3. El coste total del libro será aproximadamente igual a C=x+y.n.p, donde n es el número de ejemplares de la tirada y p el número de páginas del libro.
  4. El precio de venta al público del libro se suele calcular como seis veces más que el coste por ejemplar, o sea: P=6.C/n. Este precio se distribuye ordinariamente así:
    • El vendedor final (normalmente el librero) se queda el 30%
    • El distribuidor (transportista) se queda el 20%
    • El autor cobra el 10%
    • La editorial se queda el 40% restante. Como la editorial suele adelantar el coste de fabricación del libro (que es un 17%, según se ha dicho) la ganancia de la editorial suele ascender al 23%

Pongamos un ejemplo: supongamos que un libro editado en papel tiene p=225 páginas, que se tiran n=2000 ejemplares, y que el precio de venta al público de cada ejemplar es igual a 21€. Por lo tanto, su coste aproximado es igual a 3,5€, lo que significa que el coste total de la tirada es C=2000.P/6=1167€.

En el caso de los libros electrónicos, todos los costes son fijos, porque sólo hay que fabricar un ejemplar. Todos los que se vendan se copian sin problemas a partir del original. Tampoco existe el coste de almacenaje. Por otra parte, actualmente en la mayor parte de los casos se carga al autor con la responsabilidad de corregir y maquetar el libro, e incluso a veces se le exige que lo presente ya en un formato electrónico estándar, como epub, por lo que parte de los costes fijos también desaparecen.

Es evidente que el coste total de un libro en formato electrónico es mucho menor que el del mismo libro en papel. En algunas empresas, como Amazon, que permiten autopublicar libros en papel (para venta bajo pedido) y en formato digital, el coste por cada ejemplar de un libro de 225 páginas en papel puede ser igual a $3,60, mientras que en formato electrónico el coste es cero, puesto que se supone que quien proporciona el libro lo entrega ya perfectamente maquetado y preparado para su distribución.

Aunque algunas editoriales rebajan considerablemente el precio de los libros electrónicos comparados con los de papel, otras cobran casi el mismo precio en ambos casos. No me parece razonable. Cuando el precio de un libro en papel es de 20€ y el de formato electrónico 18€, la editorial abusa del comprador del libro electrónico. Pienso también que, cuando una persona ha comprado un libro en papel, debería tener derecho a recibir gratis el mismo libro en formato electrónico.

Por estas y otras razones, creo que la oferta y la descarga de libros electrónicos gratuitos a través de Internet debería estar permitida en los siguientes casos:

  1. Cuando el libro ya no devenga derechos de autor, porque ha pasado el tiempo legal. (Esto ya está en vigor).
  2. Cuando el libro en papel está agotado y descatalogado, y no ha sido puesto a la venta en formato digital. (Es decir, cuando sea la única forma de conseguirlo).
  3. Cuando se adquiere o ya se posee el libro en papel.
  4. Cuando el precio del libro electrónico por parte de una editorial es abusivo. Deberían establecerse límites para esos precios. Creo que el precio de cada libro electrónico no debería ser superior a la mitad del precio del libro en papel.
Hilo Temático sobre Política y Economía: Anterior Siguiente
Manuel Alfonseca
Con este artículo, este blog cumple 8 años

2 comentarios:

  1. Muchas gracias por la claridad de la exposición. Estoy bastante de acuerdo con tus argumentos aunque hay un punto que no veo del todo claro.

    Dices "creo que la oferta y la descarga de libros electrónicos gratuitos a través de Internet debería estar permitida en los siguientes casos"

    En el caso 1 y 2 ¿quién tendría que ser el responsable de asegurar la disposición del libro en Internet? No tengo claro como gestionan portales como Project Gutenberg (https://www.gutenberg.org) que pone a disposición libros que cuyos derechos de autor ya han expirado.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Existen muchos portales que proporcionan libros electrónicos gratuitos, que son legales si los libros ya no tienen derechos de autor. El Proyecto Gutenberg, por ejemplo, se financia mediante donaciones y utiliza el trabajo de voluntarios (https://www.milibrodigital.com/todo-lo-que-debes-saber-sobre-el-proyecto-gutenberg.html).

      Cuando los libros que ofrecen algunos portales tienen derechos de autor, no tengo claro si son portales piratas, o si tienen algún acuerdo con las sociedades de derechos de autor y se financian mediante anuncios, en cuyo caso serían legales. Obviamente no es responsabilidad mía, sino de las autoridades, averiguar si un portal es pirata o legal.

      Eliminar

NORMAS PARA PONER COMENTARIOS:

1. Estos comentarios están moderados para evitar la publicación de comentarios insultantes o irrelevantes. Los que no cumplan estas normas no serán publicados.

2. Los comentarios deben tener algo que ver con el tema del artículo al que se asocian.

3. También son aceptables comentarios del tipo: "Por favor, considere la posibilidad de publicar un artículo sobre tal tema".

4. No son aceptables comentarios que digan: "¿Qué opina de este artículo?", seguidos de un enlace. Este blog no es un consultorio. No tengo tiempo para leer tantos artículos. Además, ya he contestado a la mayor parte de las preguntas que se me hacen, ya sea en artículos o en comentarios anteriores. Utilicen la búsqueda en el blog para localizarlos.

5. No ponga Anónimo o Unknown como firma del comentario. Ponga cualquier nombre, o al menos diga dentro del texto de quién se trata (no tiene que ser su nombre y apellidos). Si todos pusieran Anónimo o Unknown, no sabría si estoy hablando con una persona o con varias.

6. Sea lo más conciso que le sea posible. Los comentarios no deben competir en longitud con el artículo.

Aunque este blog está preferentemente dirigido a la divulgación de la ciencia, es inevitable que mis ideas influyan en mis artículos. Si a algún lector le molestan mis ideas hasta el punto de no poder mantener la calma, le recomiendo que deje de leerme. Pero si se empeña en discutirlas, exijo respeto, y que se evite la falacia ad hominem. De lo contrario, el comentario no será publicado.