jueves, 25 de mayo de 2017

Un modelo matemático para viajar en el tiempo

Bienvenida para los viajeros en el tiempo
El 28 de abril de 2017 se publicó en ABC un artículo con este título:
Crean un modelo matemático para construir una máquina del tiempo
y con el siguiente subtítulo:
El autor utiliza un espacio-tiempo continuo para demostrar con cálculos que esa posibilidad va más allá de la ficción
Ya pueden imaginar que con ese título y ese subtítulo el artículo entrará más bien en la categoría de artículos sensacionalistas sobre cuestiones sólo aparentemente científicas. En efecto, así es. En una lectura rápida de este artículo he detectado las siguientes incorrecciones:
Hermann Minkowski
  1. Confunde posibilidad teórica de viajar en el tiempo con construcción de una máquina del tiempo. Es decir, confunde la teoría con la práctica. Lo que Ben Tippett ha desarrollado es un modelo matemático, o sea, algo puramente teórico.
  2. Presenta la idea como algo totalmente nuevo, que pone fin a un buen número de fracasos y cálculos decepcionantes, cuando la posibilidad de que los bucles en el espacio-tiempo sean compatibles con la teoría general de la relatividad es ya bastante antigua. En 1992, por ejemplo, Stephen Hawking llegó a la conclusión de que no sería posible utilizarlos sin energía negativa, algo que no se sabe si existe. En 2005, el israelí Amos Ori propuso un procedimiento que supuestamente no la necesitaría, consistente en dar vueltas alrededor de una región vacía en forma de toro, rodeada por una esfera que contuviese cantidades enormes de materia (por ejemplo, un agujero negro). Esto no difiere mucho de lo que se está proponiendo ahora.
  3. Citando a Tippett, el artículo dice lo siguiente: La gente piensa que los viajes en el tiempo son cosa de la ficción. Y tendemos a pensar que eso no es posible porque en la actualidad no somos capaces de hacerlo. Sin embargo, matemáticamente, sí que es posible. Esta afirmación es claramente falsa. Si fuera cierta, la gente pensaría que los viajes interestelares o la inteligencia artificial fuerte no son posibles porque en la actualidad no somos capaces de hacerlos. La verdad es que los viajes en el tiempo quedan excluidos, no porque ahora no sepamos cómo realizarlos, sino por profundas razones científico-filosóficas. Uno de los argumentos más importantes es la paradoja de Fermi modificada, que ya expliqué en otro artículo de este blog.
  4. El artículo dice esto: La división de la realidad en tres dimensiones espaciales y una temporal que actúa por separado es incorrecta, afirma Tippett. Las cuatro dimensiones, en efecto, deben imaginarse al mismo tiempo, de forma que las diferentes direcciones espaciales estén conectadas permanentemente, en un espacio-tiempo continuo. Da la impresión de que Tippett ha sido el primero en darse cuenta de esto, cuando en realidad la idea se remonta a Minkowski y Einstein, hace más de un siglo.
  5. Algunas de las afirmaciones pueden clasificarse como mala ciencia. Por ejemplo, se dice que  [la] burbuja se mueve a través del espacio-tiempo a velocidades que a veces superan a la de la luz, lo que permite desplazarse hacia el pasado. Como expliqué en otro artículo, esto es simplemente falso. Si se pudiera viajar a velocidades mayores que la de la luz, el tiempo no se haría negativo, sino imaginario. Esto es una consecuencia tan evidente de la teoría especial de la relatividad, que me resulta difícil comprender que un físico cometa este error o permita que sus palabras sean tergiversadas de esta manera.
  6. Como mencioné en otro lugar, existen dos teorías filosóficas sobre el tiempo, la teoría A y la teoría B. Si la teoría A (la más próxima a nuestra intuición) fuese cierta, los viajes en el tiempo serían imposibles por definición. Naturalmente, no se habla de esto en el artículo, que da por supuesto implícitamente que la teoría B es la correcta.
  7. Finalmente, el mismo autor de estos cálculos (mal llamados diseño de una máquina del tiempo) tiene serias dudas de que alguien, alguna vez, sea capaz de construir una máquina así que funcione en la realidad. Para ello necesitaríamos materiales -que llamamos materia exótica- capaces de doblar el espacio-tiempo en estas formas imposibles, algo que aún no se ha descubierto. O sea, que el propio autor de la noticia se cura en salud y reconoce que llevar a la práctica sus teorías puede ser imposible. ¿A qué viene entonces tanto sensacionalismo como implican los titulares?
Este artículo fue publicado en el BLOG de la AECC el 8/5/2017
Agradezco a Fonch, que me sugirió este artículo.

4 comentarios:

  1. Lo primero es feicitarte por tu artículo, como siempre. Me duele decirlo, pero en la cuestión aa la maquina del Tiempo soy agnóstico, tirando a incrédulo. Yo en lo que creo, es en la paradoja de Fermi, si alguien planea inventar una maquina del tiempo, que espere sentado. Me temo, que los únicos viajes en el tiempo, que veremos serán en novelas de ciencia ficción, y en películas, y dibujos animados. Un consejo a los viajeros del tiempo (eviten caer en manos de los morlocks :-)).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD. Espero, no quedar como un mal profeta, y equivocarme, pero lo dudo.

      Eliminar
  2. Don Manuel, ¿es cierto que Echenique es un científico? ¿Qué opina Ud. de ese personaje?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es lo que dice la Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_Echenique#Carrera_cient.C3.ADfica. Como no he seguido su trayectoria científica, no puedo opinar.

      Eliminar